Tras un gran éxito en Estados Unidos en su versión para iOS, la app Secret ha sido lanzada para Android a nivel internacional y ya la podemos descargar. Más que una red social podríamos hablar de un «experimento social», ya que en ella podremos leer y compartir pequeñas frases y fotografías de forma completamente anónima y compartirlas con nuestros contactos, quienes en ningún momento podrán identificarnos o saber quién escribe cada publicación.

¿En qué consiste Secret?

La estructura de la aplicación es muy simple. Tras habernos registrado con una cuenta de corre y un número de teléfono (usados exclusivamente para poder invitar a otros contactos y cifrados), podremos visitar los dos apartados principales: en la sección Explore podremos ver mensajes anónimos de todas partes del mundo, aunque si activamos el sistema de geolocalización de nuestro terminal, dichos mensajes serán de gente de nuestro alrededor.

secret-app-screenshots

El otro timeline lo conformarán los «secretos» enviados por nuestros contactos, aunque no puedan saber a ciencia cierta quién es cada uno ni existirá un nombre o imagen que los identifique. A efectos prácticos y salvo que se nos vea el plumero con nuestra forma de escribir, estamos bajo el cobijo del anonimato y nadie sabrá quién es quién.

Solo existen dos métodos de interacción con las publicaciones ajenas y que por su simplismo recuerdan a Instagram: Podremos hacer like, y con ello compartirlo con nuestros misteriosos amigos o realizar un comentario que no tendrá remitente y que tan solo se identificará con un avatar aleatorio para que otros usuarios puedan seguir el hilo de las conversaciones en caso de producirse.

El éxito de la aplicación

Si nos ponemos a pensar en las repercusiones de esta aplicación veremos que ya se han cumplido: Empleados de grandes empresas criticando su funcionamiento interno o importantes cargos en Silicon Valley soltando filtraciones de próximos productos están a la orden del día, siempre desde el prisma de la indeterminación, pues nadie nos asegura que la información que ahí se comparte sea verdaderamente cierta, por no hablar de muchas publicaciones que huelen a marketing.

Lo que está claro es que, dejando los debates sobre la privacidad de cada usuario aparte, estamos ante un original experimento donde todos pueden expresar sus inquietudes de forma totalmente libre y sin posibilidad de ser reconocido. Una red donde la viralidad encubierta premia el contenido interesante y podemos ver cómo muchos se desahogan o comparten sus sentimientos más profundos sin miedo. Bueno, también están los que insultan y critican bajo el cobijo del anonimato, pero al fin y al cabo, esa es la idiosincrasia de Internet, ¿no?

Publicidad

3 Comentarios

  1. Al pulsarlo, el teclado de emojis aparecerá. En Quien ideó este procedimiento fue
    Scott Fahlman, un profesor universitario, un informático, en mil novecientos ochenta y dos.
    Fahlman propuso una carita sonriente como respuesta a cierta actividad en los primeros foros de discusión. Para
    quitarle un poco de seriedad , en todo caso, apuntar matices en las conversaciones., Francia,
    Alemania, Italia, Los usuarios de Android tienen múltiples formas para instalar
    emojis. También libre de autocorrección, 30 diccionarios de los idiomas
    más importantes, Hay decenas de páginas que ofrecen listas
    de emoticonos unicode, mas la idea es poder seleccionar los símbolos unicode sin tener que manipularlos penosamente con el selector de texto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.