Con la proliferación de tarifas de datos holgadas que casi nos hacen despreocuparnos del consumo en nuestro día a día nos olvidamos de que siguen existiendo muchísimos usuarios que no disponen de estas facilidades. SHAREit es una aplicación que permite compartir con otros usuarios todo tipo de archivos (incluidas aplicaciones en formato APK) sin necesidad de disponer de conexión a Internet.

Envía archivos a gran velocidad

Puede que no se trate de la mejor herramienta para tal propósito, pero sí de las más descargadas tanto a través de Uptodown como de la propia Google Play. Su principal virtud es la de utilizar el smartphone emisor como punto de acceso WiFi privado, de forma que tan solo el receptor de los datos podrá intercambiar archivos con nosotros, amén de que la velocidad de transferencia será enorme, mucho mayor – y menos engorrosa- que si lo realizásemos vía bluetooth. Huelga decir que al tratarse de una conexión directa, ambos dispositivos deben estar físicamente cercanos.

El único requisito para hacer uso de SHAREit es que ambos usuarios la tengan instalada. Una vez dentro de la aplicación tendremos dos botones, uno para enviar y otro para recibir archivos. El receptor deberá identificarse como tal justo en el momento en que el otro extremo elija los archivos a enviar. Como medida preventiva, se nos recomienda desactivar nuestra tarifa de datos para que la transferencia se realice vía hotspot y no por datos móviles.

Soporta todo tipo de archivos locales

En cuanto al tipo de archivos que podemos enviar, la aplicación es capaz de detectar cualquier tipo de información local, ya sean fotos, vídeos, libros electrónicos o música, organizándolos en secciondes diferentes y pudiendo incluso enviar varios de forma simultánea. Pero lo más interesante sin duda es el hecho de poder transferir aplicaciones ya instaladas en el terminal, extrayéndose de forma automática el APK y enviándose como archivo independiente de un modo similar al que realizan herramientas como App Backup & Restore.

Pros y contras

+ En nuestras pruebas hemos llegado a alcanzar en determinados momentos incluso más de 2MB/s, lo cual es una cifra más que respetable para mandar archivos de gran tamaño en pocos minutos.

+ Otro punto a favor es que, aunque hemos centrado las bondades de la aplicación, también dispone de clientes para Windows, Mac e iOS, por lo que podemos realizar transferencias entre dispositivos independientemente de su naturaleza.

– Como otros productos de Lenovo, la interfaz de la aplicación nos “invita” a que descarguemos todo tipo de herramientas del mismo autor que seguramente no necesitemos y que embarran la simpleza de la que hace gala la función principal de la aplicación.

– Aunque no hemos tenido problemas para utilizarla, algunos dispositivos testeados han tenido ciertas dificultades para detectar la transferencia.

Sponsored content