Ayer comenzó el evento anual Google I/O en su edición de 2014, un espacio donde se presentan todas las novedades a nivel de software que están por venir para el sistema Android durante los próximos meses. Se avecinan tiempos convulsos tras el anuncio de Android L, la próxima versión del sistema operativo que vendrá acompañada de una completa renovación de su diseño gracias al llamado ‘Material Design’, un nuevo lenguaje de diseño y maquetación multiplataforma que, una vez más, pondrá patas arriba el ecosistema de la compañía.

Android L es la próxima versión del sistema operativo móvil

Tras la K de Kit-Kat, le toca el turno a la L a secas, cuya definición minimalista no es más que el reflejo de lo que se desprende de esta nueva versión en la que se llevará la simpleza hasta el extremo con híbrido entre diseño ‘flat’ y sistema de tarjetas apilables, por contradictoria que resulte la afirmación. Se acabaron las florituras y las barras, ventanas y botones barrocos en pos de un aspecto visual conciso y directo en una evolución directa de los cambios vistos en anteriores versiones. Y lo mejor de todo: estos cambios serán globales en pos de unificar el estilo de toda la infraestructura de Google, tanto móvil como de escritorio.

android-l-comparativa-art

Pero no todo son mejoras estéticas. A nivel arquitectural, Android L utilizará la nueva máquina virtual ART en detrimento de Dalvik, que ya fue introducida en 4.4 de forma opcional. La compatibilidad con las aplicaciones ya existentes será prácticamente total, y en vista de las mejoras de rendimiento, parece que el cambio va a ser rápido e indoloro para los desarrolladores, por no hablar del aliciente que supone el soporte para procesadores de 64 bit. Por suerte, parece ser que esta mejora en el rendimiento no afectará a la batería, y el nuevo sistema de ahorro de energía alargará la autonomía de algunos dispositivos hasta 90 minutos.

Material Design, nuevo lenguaje de diseño que renovará toda la interfaz

El cambio estético tiene una mayor profundidad de cara a la integración de servicios. Como ya hemos dicho, el rediseño de google pretende modificar todos los patrones de diseño de aplicaciones a través de unas nuevas especificaciones que ya han presentado desde su web oficial. El nuevo lenguaje de diseño pretende ser más organizado y jerárquico para facilitar el diseño ‘responsive’ multiplataforma, además de proporcionar herramientas internas que mejoren la experiencia de usuario a la hora de utilizar servicios de todo tipo en Android.

 

android-l-responsive

Siguiendo con la tendencia vista en los diferentes launchers que están surgiendo por parte de terceros, ahora se verán en el escritorio de la pantalla de bloqueo las notificaciones que recibamos. Además, unas nuevas pestañas emergentes utilizarán el llamado sistema ‘Heads Up’ para superponerse a la aplicación que en ese momento esté ejecutándose, pudiendo realizar acciones contextuales o retirar

También se modificará el sistema multitarea de visualización de aplicaciones abiertas, mostrándolas ahora como cards apiladas una sobre otra, y la aparición de ventanas emergentes ahora se producirá desde el elemento que la genera. Como visión general, parece que tiene sentido la filosofía que desprende Android L: claridad, fluidez y simpleza. El hecho de que los Chromebook permitan a través de Chrome OS correr aplicaciones de Android dice mucho de la integración y globalización que está por venir.

android-l-design

Todas estas mejoras llegarán a finales de año a la mayoría de disposivos Android, aunque a lo largo de estos días se pondrá a disposición de los usuarios una versión developer preview para comenzar a trabajar sobre Android L, del mismo modo que ya están disponibles todas las especificaciones de diseño y recursos gráficos que utilizará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here