Gracias a la creciente potencia de nuestros smartphones, cada vez es más fácil portar emuladores de consolas clásicas en dispositivos portátiles. Existen un sinfín de aplicaciones para emular todo tipo de plataformas, pero gracias a Retroarch podemos tener más de una veintena de emuladores en una sola aplicación.

Retroarch es un proyecto Open Source multiplataforma que pretende crear la interfaz definitiva desde la que se lancen todo tipo de emuladores unificando el sistema de menús y configuración para todos ellos. Es decir, que no será necesario entrar y configurar cada emulador por separado. Simplemente elegiremos uno de los muchos emuladores ya incluidos en la app, el juego que queramos correr y la plataforma hará el resto.

RetroArch-castlevania

Actualmente, estos son los emuladores incluidos en Retroarch son los siguientes:

  • Bsnes (Super Nintendo)
  • DeSmuME (Nintendo DS)
  • FCEUmm (NES)
  • Final Burn Alpha (Arcade)
  • Gambatte (Game Boy/Game Boy Color)
  • Genesis Plus GX (Consolas Sega 8 y 16 bit)
  • Handy (Atari Lynx)
  • MAME 2003 0.78 (Arcade)
  • MAME 2010 0.139 (Arcade)
  • Mednafen Neopop (Neo Geo Pocket)
  • Mednafen PCE Fast (PC Engine)
  • Mednafen PSX (Playstation)
  • Mednafen VB (Virtual Boy)
  • Mednafen WonderSwan (WonderSwan)
  • Mupen64Plus (Nintendo 64)
  • Nestopia (NES)
  • PCSX ReARMed (Playstation)
  • Picodrive (Sega 16 y 32 bit)
  • QuickNES (NES)
  • SNES9x (Super NES)
  • SNES9x Next (Super NES)
  • Stella (Atari 2600)
  • VBA Next (Game Boy Advance)
  • VBA-M (Game Boy Advance

Por si todo esto no fuera poco, también se incluyen emuladores de algunos motores para correr videojuegos concretos, como el intérprete PrBoom para jugar a los títulos clásicos de la saga DOOM, TyrQuake para Quake o NXEngine para Cave Story. ¿Por qué tener varios emuladores para Android instalados cuando podemos tener uno que contiene casi todo?

RetroArch-settings

El funcionamiento no tiene ningún misterio. Una vez descargada e instalada la aplicación, tendremos que albergar las roms de los juegos a emular en cualquier carpeta de la memoria interna de nuestro dispositivo. Dentro de la app podremos especificar si dicha carpeta es la que se utilizará por defecto en todos los emuladores.

En cuanto al sistema de control, es posible configurar controles virtuales para la pantalla táctil con la forma, tamaño y disposición que queramos, por no hablar de la posibilidad de mapear los botones de un gamepad físico externo conectado por microUSB a nuestro smartphone o tablet. Esta opción abre infinitas posibilidades, por lo que nada nos impide conectar un mando de Xbox 360 a nuestro tablet a la vez que conectamos éste a un televisor con un conversor de micro HDMI. Con un par de cables tendremos lista nuestra consola multiplataforma de salón.

Retroarch-TV-Gamepad

En cuanto al rendimiento, dependerá exclusivamente de la potencia de nuestro dispositivo. Si bien se podrán lanzar sin problemas los emuladores para consolas de 8 y 16 bits en smartphones con Android 3.0 o superior, la fluidez en juegos de Nintendo 64 o Playstation requerirá de un dispositivo de última generación.

Desde su web oficial se pueden encontrar ports para un sinfín de plataformas, desde Windows, Mac OS X o Linux hasta Xbox, Gamecube o Playstation 3; pero sin duda, su potencial es utilizarlo en Android, ya que la versión para iOS requiere hacer jailbreak al dispositivo.

Sponsored content