Si nos molestamos en garantizar la seguridad de nuestros datos en Internet con servicios que no comprometan nuestra privacidad, ¿por qué no deberíamos preocuparnos por la información que hay en nuestro disco duro?.  Todos los archivos y documentos que almacenamos en el  ordenador son importantes para nosotros en distinta medida; por ello es conveniente que protejamos con contraseña lo que no queramos que esté al alcance de terceras personas.

La función de encriptación de archivos de Windows es un tipo de cifrado que no utiliza clave, simplemente se dedica a bloquear los archivos para los usuarios que sean ajenos a nuestra sesión por lo que no es un método demasiado útil si compartimos el ordenador con otros miembros de la casa.

Una potente herramienta que no dejará acceder a ningún extraño a tus documentos -ya sea alguien conocido que utilice tu equipo o cualquier tipo de virus- es AxCrypt, una aplicación que asignará una contraseña a tus documentos para que sólo puedan abrirlos o desencriptarlos aquellos que la posean. Además, la seguridad de tus archivos podrá ser aún más profesional si lo deseas ya que podremos crear un ‘fichero llave’ para guardarlo en una memoria externa y, de esta manera, los ficheros serán imposibles de desbloquear sin introducir la memoria flash aunque conozcan nuestra clave.

Programas de este tipo serán muy útiles a la hora de enviar fotografías o documentos por correo electrónico a otro contacto que disponga del la aplicación o para guardarlos en una unidad USB; de esta manera estarás totalmente seguro de quién puede verlos.

archivos encriptados

Wise Folder Hider es otra herramienta con la que podemos ocultar documentos, fotografías, vídeos y carpetas confidenciales en un par de clicks con sólo arrastrarlos a la interfaz de la aplicación. Todo lo que Wise Folder Hider almacene no se mostrará en tu ordenador y sólo podrá abrirse a través del programa si se introduce la contraseña correcta. Una gran característica que destaca de este software es que, además, podrás utilizar un mecanismo de doble contraseña: la primera, una clave maestra para iniciar el programa y, la segunda, para ocultar los directorios individualmente.

En el caso de que queramos proteger los archivos de una memoria flash podemos recurrir a USBSafeguard, una aplicación que cifra mediante una clave los datos almacenados en el dispositivo externo para que no nos llevemos ningún susto en caso de perderlo.

Con cualquiera de estos pasos podremos estar tranquilos si husmean entre nuestros documentos, eso sí, tendremos que tener un password difícil de adivinar, ya os contamos los peligros de utilizar contraseñas frágiles.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here