Según un cambio en la DMCA, la ley de copyright que rige en EEUU, liberar teléfonos móviles será ilegal desde mañana sábado, esto es, desligarlo de las limitaciones establecidas por las operadores para que solo puedan funcionar con la compañía de turno se podrá castigar. Se trata de una nueva situación sin precedentes, que no existe en España, que puede traer graves perjuicios a sistemas abiertos, como Android. Según la nueva legislación, si el dueño de un dispositivo lo desbloquea estaría incurriendo en una falta civil.

DMCA_cabecera

El principal problema de esta medida gira en torno la responsabilidad legal del usuario con el teléfono móvil. Es algo que posee, pero que guarda una relación inquebrantable con las compañías. Si el usuario desbloquea el móvil, podría ser denunciado por daños y perjuicios por la operadora y verse obligado a pagar una multa entre 200 y 2.500 dólares. Es más, si lo desbloquea y vende, se estaría ya cometiendo un acto criminal, punible con multa por daños en torno a los 500.000 dólares e incluso cinco años de prisión si se trata de un caso grave.

El objetivo de esta medida es paralizar el mercado de venta de teléfonos robados y no tanto limitar las posibilidades de cada usuario, que siempre podría comprar teléfonos libres directamente a las operadoras. Lo más grave es que se trata de un sistema represivo que podría perjudicar a la filosofía abierta de Google y Android, que permite que los usuarios instalen y modifiquen sus terminales para encontrar una experiencia propia más conforme, incluso si eso significa cambiar de compañía.

La liberación y modificación de ROMs es la vía que emplean muchos usuarios para actualizar y mantener sus teléfonos antiguos, la mayoría de los cuales han sido abandonados por las compañías. Es un problema que sufre Android, que dadas las diferentes versiones del sistema operativo, la mayoría de empresas de hardware no suelen adaptar la nueva tecnología, sino que directamente lanzan nuevos móviles con el SO más moderno.

En España no existe jurisprudencia al respecto y es posible encontrar con mucha facilidad tiendas que se dedican a desbloquear terminales por un módico precio. Es un vacío legal que por ahora no parece haber llamado la atención de las teleoperadoras, pues el mercado de teléfonos libres es bastante escaso en nuestro país, si bien empieza a crecer con la aparición de las lowcost. Sí existe responsabilidad para con la operadora, pues al comprar un terminal financiado, es necesario permanecer en la compañía el tiempo estipulado en el contrato. Si se infringe, es necesario pagar una multa cuya cifra depende del tiempo restante del mismo.

11 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.