Volvemos a hablar de Kim Dotcom, porque este polémico empresario informático, tras de anunciar que tenía casi todo listo para el lanzamiento de Mega, el servicio web sucesor Megaupload, ha vuelto a ser noticia en todo el mundo. Primero, porque las autoridades de Gabón, país africano a donde pertenece el dominio Me.ga han dicho que no permitirán que ese dominio sea usado para actividades ilegales, y segundo, por las promesas que ha hecho ante los medios de ofrecer Internet gratuito para todos los neozelandeses.

Kim Dotcom, Mega, Internet gratis para Nueva Zelanda

Ante el anuncio del fundador del Megaupload de que pondría en marcha un sitio web similar al cerrado por el FBI, las expectativas estaban centradas en cómo reaccionarían las autoridades de Estados Unidos. Sin embargo, las novedades llegaron desde el país africano a donde pertenece los dominios .ga. El ministro de Comunicaciones de Gabón, Blaise Louembe, advirtió que no iban a dejar que se utilizara su país como refugio para violar los derechos de copyright, y que si el sitio Me.ga comenzaba a funcionar e infringía las leyes de propiedad intelectual iban a suspender el dominio.

La reacción del ex CEO de Megaupload ha sido declarar que de todos modos lanzará su proyecto Mega en enero del próximo año con la mismas características que ya ha anunciado pero desde otro dominio.

Casi al mismo tiempo, Kim Dotcom ha hecho declaraciones a la prensa en las que asegura que brindará a todos los hogares de Nueva Zelanda una conexión a Internet de banda ancha totalmente gratuita. ¿Cómo piensa financiar esto? Con la demanda que planea iniciar a las compañías de Hollywood y a las autoridades de Estados Unidos por confiscar los datos de sus usuarios y cerrar su sitio web Megaupload.

Mega

El empresario informático, en el hipotético caso de un juicio, tiene a su favor el hecho de que en julio pasado una corte de Nueva Zelanda dictaminó que la policía había cometido irregularidades en la investigación a Megaupload. Dotcom, nacido en Alemania y ciudadano de Nueva Zelanda desde hace dos años, está en libertad bajo fianza desde febrero y en marzo de 2013 deberá enfrentar un juicio de extradición a los Estados Unidos. Dejando de lado la inocencia, está claro que  busca con este anuncio ganarse la simpatía de la neozelandeses y ejercer presión mediática.

Kim Dotcom no es un filántropo, pero no hay duda en que sus proyectos tienen enorme repercusión en el funcionamiento de Internet, en su futuro, y en algo que es crucial: la legislación que debe llenar el vacío legal actual.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.