Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.
Repercusión en la red.

A las pocas horas de emitirse el manifiesto, redactado conjuntamente por periodistas, bloggers e internautas, en una maratoniana sesión durante la tarde-noche de ayer, ya son miles los medios que lo han suscrito.

Puedes leer alguna de las reacciones en Enrique DansEl País, Weblogssl, Microsiervos, Error 500 y otros cientos de medios.

6 Comentarios

  1. Que nos sintamos obligados a piratear cultura es signo de que algo no funciona en este país. La solución no consiste en eliminar este parche y ahogar aún más nuestro derecho a acceder al conocimiento. Se podrá prohibir la piratería cuado se nos respete el derecho a estudiar, se creen universidades y escuelas dignas, se subvencione la cultura y bajen los costes de cines, teatros, recitales, libros, etc.

  2. Ya muchos países han intentado quitar este derecho a nosotros como usuarios. Una cosa es derecho de autor y otro es compartir experiencias.
    Chile no ha estado afuera en esto.
    Hemos unido fuerzas contra el gobierno y hacer que no se logre el objetivo del mercado en contra los usuarios de internet.
    http://www.portalnet.cl y muchos otros portales, sitios web y páginas personales, ademas de todos los cibernautas hemos logrado por tercera vez que la ley no sea aprobada.
    Es un trabajo duro y las fuerzas no cesan y no cesarán si un derecho que es nuestro nos los quieran quitar.
    Así que el llamado es a todos nosotros, los que somos catalogados de piratas informáticos por los diferentes gobiernos a enviar los e-mails a los distintos agentes del senado de nuestros países y hacerles ver que estan en un error.
    Recuerden que fuimos nosotros quienes los elegimos, así que es a nosotros a quienes nos deben escuchar.
    Fuerza y Unión.

  3. que se puede esperar de personajillos que demandan a la cajera de un supermercado por estar tatareando una cancion. demandaran tambien a las escuelas de musica, al taxista por escuchar la radio sin pagar su cannon, (por cierto yo lo llamaria su impuesto revolucionario), cosa que hobviamente se pasan por el forro de sus caprichosacen en conivencia de este gobierno. obvjamente se pasan por el forro de sus caprichos la libertad de los ciudadanos que pagamos un canon por guardar las fotos de las vacaciones, la comunion o lo que nos salga de las mismas narices. ramoncin lo avisate comereis mi mierda y olereis mis pedos, eres mas dictador que patxi. ah digo esto pensando que todavia exite la libertad de expresion o por esto tambien te voy atener que pagar. siento el calenton pero etoy indignado con estas meadas fuera del tiesto.

  4. La cultura debe estar al alcance de todos, no solamente de los que puedan pagar entradas de cine, teatro, conciertos, etc.
    Esta ley no es justa. «Ni un cierre sin sentencia».
    Este intento me recuerda al ministro Corcuera, en tiempos de Felipe González, y a su ley de «patada a la puerta». Prentendía que la policía pudiera allanar un hogar sin permiso judicial. La Justicia no se lo permitió y tuvo que dimitir.

  5. La cultura debe estar al alcance de todos, no solamente de los que puedan pagar entradas de cine, teatro, conciertos, etc.
    Esta ley no es justa. «Ni un cierre sin sentencia».
    Este intento me recuerda al ministro Corcuera y a su ley de «patada a la puerta». Prentendía que la policía pudiera allanar un hogar sin permiso judicial. La Justicia no se lo permitió y tuvo que dimitir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.