No es un secreto el hecho de que Windows 8 no ha tenido la recepción esperada. Con una inserción en el mercado mucho más lenta que sus predecesores y un parque de sistemas operativos muy escaso, Microsoft busca nuevas formas de potenciar su familia de productos tras la unificación de sus servicios tras la renovación de Windows Phone, el lanzamiento de la gama RT o la compacta integración de sus programas más conocidos. Este nuevo Service Pack hipervitaminado pretende cambiar la filosofía de actualizaciones de la compañía por una más continuada y global. Esto es Windows Blue.

Windows Blue update Windows 8 cabecera

Hasta ahora, Microsoft había mantenido su tónica de lanzar nuevos sistemas operativos completos aproximadamente cada tres años, mientras que los llamados “Service Packs” no eran más que parches acumulativos con gran cantidad de actualizaciones menores. En cambio, las actualizaciones de los diferentes programas de la familia iban a su ritmo. Windows Blue pretende ser un nuevo formato de actualizaciones con el que traer varias novedades de una sola vez a toda la familia de productos de la marca, ya sea de forma gratuita o con un precio menor al de un sistema operativo completamente nuevo.

Una de las grandes novedades que traerá esta primera oleada de actualizaciones será la de hacer mucho más versátil a la interfaz Metro, con la posibilidad de cambiar el tamaño de los tiles como queramos. En cuanto al escritorio, también se mejorará el sistema de ventana compartida Windows Snap, con el que podremos asignar trozos de pantalla a distintas aplicaciones para que corran simultáneamente, además de poder hacer ahora divisiones exactas de la pantalla. Todo un alivio para los usuarios de monitores grandes, ya que milongas aparte, ese es el verdadero cometido de esta funcionalidad.

Windows Blue Pantalla Partida

En cuanto a programas anexos, Blue incorporará Internet Explorer 11 como navegador por defecto, además de integrar más en el sistema operativo otros servicios como SkyDrive. Además de todo esto, se realizarán algunos cambios internos, como la inclusión de una nueva versión del kernel de Windows 8 o cambios en la nomenclatura y distribución del panel de control y el resto de elementos de configuración en lo que parece ser un nuevo paso hacia la completa extinción del escritorio clásico tradicional que se ha mantenido hasta ahora aún cuando el nuevo entorno Modern UI estaba hasta cierto punto metido con calzador.

Ya éramos conscientes de gran parte de esta información, pero se ha confirmado y ampliado esta semana tras aparecer por la red varias capturas de Windows Blue, aunque todavía no existe ningún tipo de información en cuanto a su fecha de lanzamiento o posible precio de venta. Lo que es seguro es que costará mucho menos que una nueva iteración de Windows en forma de sistema operativo completo. Lo que está por ver es si los usuarios se amoldarán a esta nueva filosofía de actualizaciones de pago cada poco tiempo.

Windows Blue Internet Explorer 11

8 Comentarios

  1. Pienso que Microsoft acierta de pleno con esta nueva filosofía de actualizaciones de Windows. El problema puede venir y vendrá por el lado económico, mientras estos paquetes de actualización sean gratuitos o tengan un precio muy comedido y accesible serán todo un éxito. Los bolsillos de la gente no están para darse muchas alegrías. Y seamos realistas la menor y más lenta implementación de Windows 8 viene por la fortísima crísis que azota a las economías desarrolladas.

  2. Pura m***da. Misma p***ga, diferente condón. Igualito, le pongan los periquitos y las ma****rías que le pongan, igualito los compraremos. Bueno. Por lo menos en el caso nuestro, en nuestro hemisferio. Porque uno que sabe cómo trabajar con Linux o Apple Macintosh no va a estar pasando las mil y un arr*ch*ras con este ya vetusto sistema. Ahora, pelados como nosotros que apenas conocen las mañas de Windows ¿Qué van a a hacer? ¡HAY QUE SUFRIR!

  3. Lo único bueno que le veo, eso sí, es lo liviano. No tarda tanto en abrir ni sufre con los servicios, como pasaba en XP, Vista y hasta no hace mucho Seven. Pero es la misma p***jada. Perdonenn tantas groserías, pero no puedo expresar de otra manera mi total descontento a estas grandes metidas de pata que ha tenido Microsoft ni tampoco puedo compartir el comentario del amigo Juan que afirma que “Microsoft acierta de pleno con esta nueva filosofía de actualizaciones de Windows” Cuando todos sabemos que la única vez que Microsoft pegó fue con Windows 98 (la cual sólo tuvo una segunda versión que arregló todos sus sufrimientos con lo de Internet Explorer)y ahora MEDIO LA PEGA con Windows 8, lo cual repito, lo único bueno que le veo es su liviandad y que todavía agarra dispositivos viejos como disqueteras y algunas marcas de lectores de CD-ROM’S(cosa que no pasaba con Windows Vista). Perdone usted, Juan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.