Si le preguntas a varias personas qué es lo que más le importa a la hora de comprar un teléfono es posible que una de las respuestas que más escuches sea «que tenga una buena batería».

Esto de una buena batería depende de muchos factores que van más allá de la propia capacidad de la pila, y es que este es uno de los elementos que más sufre y más se degrada con el paso del tiempo.

Una de las cosas que podemos hacer para alargar un poco más la vida de la batería de un teléfono es calibrarla de manera periódica. ¿Para qué? Para poder obtener un porcentaje de carga fiable y mantener siempre un nivel de carga óptimo (entre el 20 y el 80% de carga).

¿Por qué debes calibrar las baterías?

El porcentaje de carga de la batería de un móvil (el que nos muestra a nosotros) se calcula mediante algoritmos que el sistema ejecuta y que se basan en distintos párametros como la capacidad de la batería o el tiempo que la hayas estado cargando.

En ocasiones puede ocurrir una discrepancia en los datos por la cual el sistema arroja información que no es real. Esta es la causa por la que de pronto nos encontramos con un teléfono que sigue vivo aún estando al 0% de carga o al revés, que se apaga antes de llegar al 0 por ciento.

Al calibrar la batería hacemos que el sistema operativo (Android) corrija esta información y obtengamos niveles reales de carga. De este modo, cargaremos el teléfono cuando toca, alargando así la vida del mismo.

Consejos sobre cómo calibrar la batería de tu móvil

¿Cuándo debemos calibrar la batería?

Lo ideal es hacer este proceso cada tres meses, pero si notas que el teléfono se apaga repentinamente cuando indicaba que la batería tenía todavía suficiente energía o si el porcentaje de carga permanece estancado en una cifra durante mucho tiempo, te recomendamos que lo hagas inmediatamente.

El proceso de calibración

Recuerda que este proceso es aplicable a la batería de casi todos los teléfonos independientemente del fabricante, así como en las tabletas. Estos son los pasos:

  1. Carga tu teléfono hasta que llegue al 100%.
  2. Utilízalo, pero no lo cargues. Tienes que dejar que el teléfono se descargue completamente hasta que se apague solo. Espera al menos cuatro horas con el teléfono apagado antes del siguiente paso.
  3. Conéctalo al cargador y, sin encenderlo, déjalo que cargue hasta que la pantalla muestre que ha llegado al 100%.
  4. Desenchufa el cargador.
  5. Enciende el teléfono. Quizás la batería no indique que tiene un 100% de carga. Si es el caso, vuelve a enchufar el cargador con el teléfono encendido hasta que marque 100%.
  6. Ya puedes usarlo normalmente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.