En el ámbito tecnológico, son pocas las personas a las que les gusta lo nuevo sobre lo ya conocido. El miedo al cambio y a lo desconocido es parte parte de la naturaleza humana, y Windows 8 parece ser el ejemplo cabal de esto. Mucho se habla del salto que ha significado el nuevo sistema operativo de Microsoft: Windows 8 fue lanzado en octubre de 2012, y aunque es pronto para evaluar su repercusión, ya hay suficientes datos y opiniones para sacar algunas conclusiones.

miedo a Windows 8, Windows 8

En el momento del lanzamiento de Windows 8 hubo una gran cantidad de activaciones de licencias, seguramente debido a que muchos deseaban aprovechar la promoción que Microsoft ofrecía para pasarse de Windows 7 a 8 por tan solo 15€. Tras eso, las ventas del nuevo sistema operativo se estancaron según algunas fuentes, aunque Microsoft acaba de publicar sus datos de venta: 60 millones de sistemas operativos vendidos entre las copias de fábrica suministradas en equipos nuevos y las comercializadas de forma independiente tanto en forma de actualización como de versión completa, datos que no casan con la impresión general de supuesto «fracaso» que algunos medios vierten, comparando su lanzamiento incluso con el de Windows Vista, una de las peores ediciones lanzadas.

Y también es ahora cuando los usuarios que se han atrevido a cambiar a Windows 8 salen en su defensa, resaltando las virtudes del nuevo sistema operativo en cuanto a velocidad, estabilidad, arranque y rendimiento, describiéndolo incluso como un Windows 7 mejorado. Como hemos comentado al principio, parece que quienes no aceptan Windows 8 es porque no saben adaptarse a lo nuevo, aunque hay demasiados matices a ese respecto.

No hay duda que la interfaz de Modern UI es lo que despierta mayor resistencia entre los usuarios por las enormes diferencias de uso con respecto a sus antecesores. Es cierto que desde desde Windows 95 – lanzado hace ya trece años, estamos acostumbrado a trabajar con el Menú Inicio, que ha desaparecido en esta última versión. Pero el problema va más allá de que esté presente o no este icono de acceso a todos los programas. Windows 8 es un sistema operativo diseñado para las tablets, y que es funcional en los ordenadores de escritorio como centro de ocio, ése es el meollo del asunto.

 miedo a Windows 8, Windows 8,

Si se desea usar Windows 8 para trabajar, es decir, para programar, diseñar, etc., usando muchos programas, abriéndolos y cerrándolos continuamente, esta interfaz no resulta práctica. Es cierto que existe la posibilidad de volver al modo escritorio e incluso de hacer que aparezca el Menú Inicio en Windows 8, pero aún así, el tener que cambiar de un tipo de interfaz a otro constantemente no resulta cómodo.

Muchos opinan que Microsoft debería haber dejado la interfaz Metro, que está pensada para las pantallas táctiles de las tablets, sólo como una opción en los equipos de escritorio, y no como la configuración por defecto. En el caso contrario, también resulta una limitación que la versión RT de Windows que incorporan los equipos con procesador ARM no dispongan de escritorio tradicional. De ahí que ya se estén realizando avances de cara a erradicar esta limitación con una especie de «jailbreak» que permita lanzar aplicaciones de escritorio.

Curiosamente, los tablets – y en especial Surface – precisamente podrían ser la salvación de Windows 8, ya que se espera para este 2013 un gran empuje en la demanda de estos dispositivos preparados para funcionar con Windows RT, no ya por el hecho de poder utilizar Windows en una máquina portable, sino por introducirse como pleno competidor de los otros dos gigantes del sector, Apple con su línea iPad y Android como sistema operativo imperante. Por curioso que pareza, al final este mercado será el que más acercamientos de los usuarios hacia Windows 8 produzcan.

9 Comentarios

  1. pues yo me e comprado un portatil con windows 8 y no lo recomiendo porque todavia no esta demasiado perfeccionado y por ese motivo mi portatil no paraba de reiniciarsee
    asi que habra que esperar……;)

  2. […] También ha trascendido que las actualizaciones a Office 2013 llegarían primero a los clientes de Estados Unidos para luego continuar con en el resto de países. Office 2013 es compatible con las pantallas táctiles de Windows 8 RT y se integra bien con la interfaz Modern UI de Windows 8. Sin embargo, es posible usarlo perfectamente en su versión de escritorio tradicional, por lo que no hay que preocuparse porque sea un producto diseñado exclusivamente para el nuevo sistema operativo de Microsoft. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.