La descarga de aplicaciones para Android ha ido evolucionando con el paso de los años. Inicialmente, la única forma de instalar apps fuera de la tienda oficial de Google era descargándolas en formato APK. Con el incremento en el tamaño de los juegos y los nuevos sistemas de distribución por paquetes separados, se hace necesario el uso de una aplicación especial capaz de procesar este tipo de archivos en nuestro dispositivo, ya que el instalador de paquetes que incluye por defecto el sistema operativo Android no es compatible con los nuevos estándares. APK Installer es nuestra solución para instalar apps independientemente de su formato de empaquetado, y está disponible tanto en Uptodown como en Google Play.

Hemos decidido separar dos de las funciones estrella de nuestra aplicación oficial para Android en forma de app independiente: el sistema de instalación de XAPKs y sus diferentes modos de empaquetado y la posibilidad de realizar copias de seguridad de las apps instaladas en el dispositivo. Con APK Installer, cualquier usuario será capaz de extraer las aplicaciones que haya descargado tanto desde la propia web de Uptodown como a través cualquier otra fuente de descarga, así como los propios backups que haya realizado previamente.

Con este nuevo desarrollo, ofrecemos una herramienta de instalación de apps universal que evita que el usuario tenga que realizar engorrosos procesos de instalación que conllevan la creación de subcarpetas y renombrado de archivos. Pero para entender todas las posibilidades de esta herramienta vamos a detallar un poco cuál es la situación actual del empaquetado de apps para Android y los estándares que se utilizan hoy día.

Menú principal de Uptodown APK Installer

¿Qué es un APK?

Bajo las siglas Android Application Package se encuentra el formato estándar de empaquetado de aplicaciones Android. Un APK es, simplificando mucho la explicación, una caja que incluye todos los archivos necesarios para poder instalar la app en cuestión cualquier dispositivo; desde el propio código de la misma hasta los recursos necesarios, pasando por las certificaciones y firma de su creador.

Se trata del estándar utilizado por el sistema operativo Android para poder instalar apps fuera de la tienda de Google. Como el propio instalador de paquetes integrado en Android soporta el formato, con tener el APK descargado localmente en un dispositivo e intentar ejecutarlo, comenzará su instalación sin necesidad de ninguna app adicional.

Estructura original de un APK

¿Qué es un OBB? Nace el estándar XAPK

Han pasado muchos años desde que comenzó a rodar el ecosistema Android, y los requerimientos técnicos siempre han ido creciendo al mismo tiempo que las propias capacidades de los terminales. El espacio de almacenamiento es uno de ellos. Inicialmente, un APK publicado en Google Play no podía superar los 50MB, y aunque esa cifra se duplicó en 2015, la potencia gráfica de los juegos y la inclusión de grandes archivos multimedia requería aún de más espacio. Así nacieron los paquetes OBB, paquetes de recursos de gran tamaño que son descargados en Google Play de forma independiente al propio APK, ya sea durante la propia instalación del juego o in-game. Huelga decir que este sistema carece de relevancia fuera de la tienda de Google, y de hecho en Uptodown existen APKs de gran tamaño.

El problema de este nuevo formato de almacenamiento es que, a la hora de instalar apps fuera de Google Play que utilizaran este sistema, era necesario copiar el archivo OBB de forma manual en una carpeta concreta de nuestro dispositivo y con un nombre determinado. Para poder resolver este engorro se ideó el estándar XAPK, que no es más que un archivo ZIP renombrado que contiene el APK y el OBB de la app en cuestión en caso de necesitarlo, permitiendo así que tanto nuestra app oficial como APK Installer extraigan de forma automática todo lo necesario para poder realizar la instalación sin que el usuario tenga que hacer nada de lo descrito.

¿Qué son los app bundles y los Split-APK?

Uno de los últimos pasos tomados por Google a la hora de estandarizar una forma de distribuir apps fue la creación de los llamados AAP (Android App Bundle). Hasta ahora, un APK solía tener toda la información necesaria para poder instalarse en un dispositivo independientemente de sus espeficaciones técnicas. Para ahorrar recursos, se decidió que aquellos desarrolladores que quisieran pudieran dividir sus apps en trocitos para que solo se descarguen aquellos necesarios para el funcionamiento de su app en un modelo determinado de smartphone, el llamado Dynamic Delivery. La consecuencia de esto es que ahora una aplicación estaría compuesta por varios APKs: uno principal (llamado base) y otros tantos relacionados con su arquitectura, resolución de pantalla o idioma.

Un AAB incluye todos los «trozos» que luego usa el dispositivo destino. Fuente: Google Developers

Este nuevo estándar también trajo problemas a la hora de distribuir apps desde otras vías, ya podría darse el caso de que un paquete de instalación XAPK no incluyera los datos necesarios para una arquitectura en concreto, imposibilitando su funcionamiento en determinados dispositivos. Un ejemplo habitual es que una aplicación descargada no pueda instalarse en procesadores que no soporten arquitectura ARM64 porque no se incluyen los APKs necesarios para funcionar en arquitecturas anteriores como ARMv7. Por suerte, también se ha logrado dar con un método de instalación de estos paquetes dentro del XAPK, por lo que, una vez más, los usuarios pueden respirar tranquilos.

¿Cómo utilizar APK Installer?

La aplicación puede funcionar como el instalador de aplicaciones predeterminado del dispositivo. La primera vez que queramos instalar un APK/XAPK se nos preguntará si queremos asociar los formatos a la app (en caso de tener habilitada esta posibilidad). De esta forma, cualquier aplicación descargada localmente en el dispositivo podrá instalarse de forma asistida mediante la herramienta.

Uptodown APK Installer screenshots

Desde el menú principal de la aplicación podremos acceder a las tres funciones principales disponibles:

  • Install Apps: En este apartado veremos un listado de todos los archivos APK y XAPK albergados en la memoria local del dispositivo, incluidos aquellos que contengan datos OBB o Split-APKs tal y como se explica en los apartados anteriores. Con tan solo pulsar sobre el que queramos instalar, comenzará el proceso de forma totalmente asistida y sin la intervención del usuario.
  • Manage Apps: La herramienta funciona en ambos sentidos, por lo que también es posible crear copias de seguridad de las apps que tengamos instaladas. Veremos una lista con todas ellas, indicando cuáles generarán un XAPK en vez de un APK por tener splits o datos OBB adicionales, pero igualmente, el usuario no tiene que preocuparse del formato o archivos necesarios. Se creará el paquete de la app elegida y podremos guardarlo en cualquier lugar para su posterior instalación en cualquier dispositivo.
  • Browse Files: De forma adicional se incluye un simple explorador de archivos para tener constancia de la ruta donde se encuentran los paquetes de instalación que manejamos. Próximamente se añadirán más características para la manipulación de los mismos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.