Dado que cada vez realizamos tareas en nuestro smartphone que antes eran exclusivas de los ordenadores de sobremesa, es normal que necesitemos mover archivos de un dispositivo a otro. Si bien una buena forma para disponer de nuestros datos estemos donde estemos es recurriendo a servicios de almacenamiento en la nube, existen otras formas de compartir nuestra información. Os explicamos algunas de ellas.

Compartiendo carpetas en nuestra red privada

Si ambos dispositivos se encuentran conectados a la misma red segura, una eficiente forma de mover archivos entre el PC y nuestro smartphone es creando una carpeta compartida. Desde Windows, abriendo el menú contextual sobre cualquier carpeta con el botón derecho y pinchando en Compartir con > Usuarios específicos, podremos abrirla públicamente marcando la opción Todos, estando visible así para todos los equipos conectados a nuestra red.

Para evitar problemas de acceso se recomienda quitar el uso de cotraseña en redes, cosa que podremos hacer en Panel de Control > Redes e Internet > Centro de redes y recursos compartidos > Cambiar configuración de uso compartido avanzado. Ahí buscaremos en el menú desplegable la opción de proteger los archivos de accesos remotos con una contraseña.

Compartir-PC-Android-ES-File-Explorer

En el lado del smartphone, necesitaremos un explorador de archivos que permita el acceso remoto, como puede ser la app gratuita ES File Explorer. Para acceder a la carpeta compartida, abriremos el menú desplegable lateral pulsando sobre el icono de la parte superior izquierda y entraremos en Network > LAN. Desde ahí, y pulsando sobre el icono Scan nos aparecerán los equipos conectados a red. Elegimos el deseado y podremos ver la carpeta compartida en cuestión, pudiendo trabajar con dicha carpeta de forma bidireccional.

LEE TAMBIÉN:  Cuatro (+1) aplicaciones alternativas a AirDroid en sistemas Android

Utilizando AirDroid

Ya hemos hablado anteriormente de AirDroid. Se tarda de un servicio que permite asociar nuestro teléfono al PC a muchos los niveles, pudiendo, entre otras muchas características, copiar y mover archivos de un dispositivo a otro.

Para utilizarlo, tendremos que descargar tanto la aplicación en nuestro smartphone como el cliente para Windows, necesitando además realizar un proceso de activación segura para la asociación. Tras esto, y desde una cómoda interfaz, podremos ver las fotografías, reproducir música, desinstalar aplicaciones o ver vídeos que tengamos en el dispositivo remoto sin salir del programa.

Utilizando ConnectAir

Pero si no necesitamos tanta parafernalia y queremos un sistema rápido y liviano, la herramienta ConnectAir es una interesante opción. Su funcionamiento también se rige por el uso de un cliente para Windows y una app instalada en Android, pero con un funcionamiento mucho más espefícico y simple.

ConnectAir-screenshot

Estando ambos sistemas conectados a la misma red, podremos buscar desde el ordenador los dispositivos Android conectados. La app es un explorador de archivos similar al mencionado ES File Explorer, y desde el mismo podremos seleccionar archivos y enviarlos al PC o viceversa. Además, la aplicación permite enviar bidireccionalmente textos copiados en el portapapeles, información de un contacto o mensajes SMS.

Sponsored content