Gracias a la proliferación de tablets y smartphones con pantallas y resoluciones generosas, las soluciones de escritorio remoto han dado el salto hacia este tipo de dispositivos, por lo que es normal que este tipo de programas hayan dado el salto multiplataforma, pudiendo además ir un paso más allá de la mera gestión ofimática y siendo capaces de reproducir vídeo y audio vía streaming a gran velocidad. Los reyes en este campo son sin duda TeamViewer y Splashtop. Aunque cada uno se orienta a un uso distinto, aquí va una comparativa entre ambos.

La comparativa se ha realizado a partir de las versiones gratuitas de ambos servicios, por lo que quedan fuera muchas características extra, sobre todo en el caso de Splashtop, limitado únicamente a conexiones entre equipos que estén conectados a la misma red si no pasamos por caja. La única limitación a tener en cuenta con TeamViewer es que se nos advierte que la versión gratuita está limitada al uso personal.

Se han realizado pruebas tanto desde un tablet Nexus 10 como en un smartphone Nexus 4, aunque las imágenes y estudio de la interfaz en el texto están enfocadas al primero; principalmente debido al hecho de que salvo para acciones puntuales resulta terriblemente engorroso controlar de forma fluida un sistema operativo de escritorio desde una pantalla de cuatro pulgadas o menos.

Configuración y conexión

TeamViewer hace extensible su sistema de conexión (Que ya hemos explicado anteriormente) a la versión de Android, por lo que tras instalar su app, tan solo tendremos que introducir el ID y el password correspondiente, ya sea el numérico de cuatro dígitos sugerido por defecto o uno personalizado. Todo esto, por supuesto, habiendo arrancado previamente la herramienta de escritorio.

Splashtop en cambio requiere un pequeño proceso de registro previo que tan solo nos pedirá una cuenta de correo y una contraseña. Tras haber arrancado el software de escritorio en nuestro equipo de sobremesa, solo restará instalar y ejecutar la aplicación, pudiendo tras introducir nuestros credenciales elegir el equipo al que nos queremos conectar. Eso sí, la versión gratuita de Splashtop solo permite conectar dispositivos que se encuentren en una misma red.

Splashtop-vs-TeamViewer-menu

Resolución y pantalla

Una vez que accedemos al escritorio en ambas versiones comienzan a saltar a la vista las evidentes diferencias. Para preservar la relación de aspecto, Splashtop oculta la barra de notificación superior y deja un mayor espacio en la parte inferior. Existen dos botones en la parte inferior derecha de la pantalla, uno para mostrar y ocultar el teclado virtual, y otro para mostrar una barra adicional con teclas adicionales de un teclado extendido. Además, ese espacio inferior aparentemente desaprovechado es utilizado para mostrar opciones de configuración adicionales de la propia aplicación.

TeamViewer en cambio preserva las dos barras de notificación de Android y muestra tan solo una pestaña para expandir el teclado virtual desde la que también podremos acceder a las opciones de configuración.

Splashtop-vs-TeamViewer-escritorio

En el caso de Splashtop se nos avisa desde el principio que todos los gestos táctiles de Windows 8 están soportados por el programa, por lo que a efectos prácticos tendremos todas las posibilidades táctiles del sistema operativo en nuestro tablet. En cambio, TeamViewer no soporta esta característica al 100%, por lo que en algunos momentos tendremos algunas dificultades a la hora de realizar ciertas acciones.

En cuanto a la velocidad de transferencia del streaming, se trata de una injusta batalla, ya que como hemos comentado al principio, la versión gratuita de Splashtop está limitada a la interacción entre equipos conectados a la misma red, mientras que TeamViewer descentraliza el sistema, permitiendo interactuar entre equipos desde cualquier parte.

Esto se traduce en que la velocidad de refresco y fluidez de la imagen es mucho mejor en Splashtop, aunque su versión de pago para conexiones remotas también ofrece resultados bastante aceptables. TeamViewer no corre la misma suerte en este aspecto, y el framerate se resiente cuando cambian las imágenes en pantalla de forma brusca.

Splashtop-vs-TeamViewer-Metro

Vídeo y sonido

Para comprobar hasta qué punto es capaz de ofrecer una experiencia agradable Splashtop, probamos a reproducir un vídeo con Media Player Classic. Gracias al retardo en el audio podemos comprobar que el tiempo de transferencia es ínfimo, rondando entre los 0.2 y 0.4 segundos de diferencia. La calidad de sonido prácticamente preserva la original, y el streaming casi ofrece la misma tasa de refresco que el visionado original. TeamViewer, en cambio, no pasa de los 5 fotogramas por segundo en el mejor de los casos. Definitivamente, el consumo de contenidos de este tipo queda fuera de sus dominios.

Splashtop-vs-TeamViewer-mediaplayer

Este retardo tan leve permite incluso la posibilidad de utilizar Splashtop para jugar a videojuegos de forma remota. Hemos realizado pruebas con Hearthstone, el juego de cartas de Blizzard ambientado en el universo Warcraft, y los resultados no han podido ser mejores.

El juego, al controlarse por completo con el ratón, responde a la perfección con cualquier gesto táctil, tanto de pulsación como de arrastre, aunque al realizar esta prueba nos hemos topado con una de las limitaciones del programa: La versión gratuita Splashtop no permite la ejecución de programas en pantalla completa, por lo que hemos tenido que cambiar al modo en ventana.

TeamViewer, al igual que con el vídeo, no ofrece una buena experiencia con reproducciones de este tipo, aunque no existe limitación alguna a la hora de ejecutarlo en pantalla completa.

Splashtop-vs-TeamViewer-Hearthstone

Características Extra

Aquí es donde TeamViewer saca todo su arsenal. Es compatible con equipos con más de un monitor, pudiendo alternar entre varios de forma independiente. Splashtop lo pasa un poco mal en ese aspecto, y en determinados casos incluso requiere cambiar la resolución de pantalla del equipo remoto para un correcto funcionamiento.

Otra de las ventajas de TeamViewer es que resulta mucho más seguro y confiable. Sus características de cifrado, el hecho de que no se requiere de ningún tipo de registro previo así como la posibilidad de poder abrir sesión remota a través del servicio web en vez de instalar el software de escritorio lo hacen mucho más confiable para actividades que requieren cierta seguridad. No contento con esto, TeamViewer también ofrece la posibilidad de transferir archivos entre los equipos conectados dentro de la propia plataforma.

Splashtop deja acotadas sus opciones extra a las versiones de pago. Aunque como hemos comprobado, es posible jugar a videojuegos remotamente con una calidad más que aceptable, el hecho de no ponerlos en pantalla completa limita un poco ciertas experiencias. Además, la versión de pago THD ofrece incluso la posibilidad de superponer un gamepad virtual totalmente personalizable sobre la pantalla, existiendo ejemplos que demuestran que es posible jugar de esta forma a juegos actuales como Diablo III o Civilization 5.

Conclusiones

Aunque se ha realizado el texto como una comparativa directa entre ambos servicios, su naturaleza los hace incomparables. Mientras que Splashtop es una herramienta ideal para consumir contenidos multimedia, TeamViewer está más enfocado al soporte técnico a distancia y las actividades colaborativas. Los que buscan una experiencia válida a la hora de jugar a videojuegos por streaming desde su smartphone o tablet tan solo pueden recurrir al primero, aunque para desbloquear características indispensables en muchos casos como la ejecución de programas en pantalla completa o la superposición de un gamepad virtual hay que recurrir a las versiones de pago.

5 Comentarios

  1. […] Sin duda, el programa estrella de gestión remota, tanto por su facilidad como por las posibilidades que ofrece. A través de su interfaz podemos tomar control total de un equipo a distancia y visionar en tiempo real su escritorio, ya sea Windows, Mac o Linux. Ideal tanto para novatos para los que buscan características extra, como la posibilidad realizar videoconferencia simultáneamente, por lo que se trata de la herramienta ideal de soporte técnico a distancia. En el blog ya hemos explicado anteriormente cómo configurarlo paso a paso. Y lo mejor de todo, también puede usarse desde nuestro smartphone o tablet. […]

  2. Yo también lo “uzo”, y te has olvidado de algo importante: Su compatibilidad multiplataforma. Teamviewer tiene paquetes DEB y RPM (Debian, Ubuntu, Fedora, OpenSUSE, y derivadas, es decir, praćticamente todas las versiones de Linux). Splastop, a fecha de este comentario, sólo tíene la versión DEB.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here