Ayer se presentó públicamente Windows 10, la nueva iteración del sistema operativo de Microsoft que, saltándose a la torera la numeración, pretende devolver el sentido común a su producto reintroduciendo funcionalidades que se perdieron en el camino durante los últimos años o añadiendo características que llevan años existiendo en la competencia. Por todo esto, y recurriendo a programas gratuitos de terceros, es posible añadir hoy mismo a nuestra versión de Windows muchas de las características que incorporará Windows 10.

El regreso del menú de inicio

¿Por qué se fue? ¿Qué delito cometió? ¿está sano y salvo? Con la llegada de Windows 8 Microsoft se cargó de un plumazo la experiencia de usuario en el escritorio tradicional, y fue cuestión de tiempo que se intentara enmendar el error recuperando al menos el botón en sí y un escuálido menú auxiliar cuando se lanzó 8.1 Update 1, la primera gran actualización del sistema. Se ve que les pilló el tren y al final dicho retorno vendrá en Windows 10 en vez de las actualizaciones de la versión vigente.

Es por culpa de esta ausencia que han aparecido muchísimos programas de terceros que ofrecen la posibilidad de recuperar el menú de inicio, como son Start8 o Classic Shell, siendo este último totalmente gratuito y ofreciendo muchas opciones de personalización para dejarlo a nuestro gusto.

Windows-10-start-menu

Eso sí, Windows 10 integrará en el menú de inicio los parpadeantes (y en cierto modo poco prácticos en equipos de sobremesa) ‘Live Tiles’, e integrará la búsqueda contextual que hasta ahora estaba relegada al escritorio Metro. Y justo con esta característica saltamos a otra igualmente necesaria (o totalmente desechable, según se mire).

Aplicaciones Metro en ventana

Otro de los errores de Microsoft fue el de crear dos vertientes de software totalmente incompatibles entre sí: los programas tradicionales de escritorio y las aplicaciones de Windows Store, hasta el punto de que inicialmente estas últimas se debían ejecutar de forma inamovible en pantalla completa, montándose un considerable lío al existir dos barras de programas activos, la de ModernUI a la izquierda y la de tareas del escritorio. Por suerte, todo vuelve aquí a su cauce.

Windows 8.1 también intentó enmendar el error añadiendo botones de cierre y minimizado a los programas Metro, pero por fin va a realizarse la unificación, de forma que las aplicaciones Metro podrán funcionar en ventana y coexistir con el resto en el escritorio tradicional. De nuevo, desarrolladores avispados tomaron nota de esta carencia, y hace ya tiempo que existe la herramienta ModernMix, que ofrece precisamente esta funcionalidad.

windows-10-modern-mix

Y ahora la duda. Si las aplicaciones de Windows Store nacieron como un competidor al modelo de negocio ofrecido por Google y Apple a la hora de trabajar en tablets y demás dispositivos portátiles. ¿De qué servirán ahora más allá de proveer una interfaz táctil? Claro, hay que leer entre líneas el mensaje: Centralización y monopolio de servicios propios para sus sistemas, y eso no le interesa a nadie.

Multiescritorio

Al inicio de los tiempos Dios creó al mundo y soporte para varios escritorios en Linux. ¿Cómo es que hasta ahora no se ha planteado la inserción de un sistema de varios espacios de trabajo en Windows de forma nativa o algún placebo que ofrezca servicios similares? De nuevo nos topamos con un montón de programas que realizan el ansiado trabajo que no se nos quiere conceder.

Desktops permite tener hasta cuatro espacios de trabajo simultáneos, mientras que VirtuaWin alcanza hasta los 20 y permite la personalización de fondo e iconos de cada uno de ellos.

Ventanas adaptables

Las ventanas en Windows 10 serán ‘pegajosas’. Es decir, que se adaptarán y ajustarán unas con otras cuando tengamos varias en ventana. De nuevo una característica que ya tardábamos en ver y que precisamente hemos comentado anteriormente en el blog.

WinDock es una herramienta gratuita que permite crear perfiles personalizados con posiciones preestablecidas para programas, además de poder configurar en profundidad el tipo de gestos de ratón que debemos realizar para que las ventanas modifiquen su tamaño y se hagan adaptables a otras o a los bordes del escritorio. Indispensable para trabajar cómodamente con varios programas al unísono.

Gestor de tareas

El sempiterno Alt+Tab es casi de la familia, pero ha recibido pocas novedades a la hora de alternar entre las diferentes tareas abiertas. Windows 10 por fin ha tenido en cuenta esto y traerá el nuevo botón del visor de tareas con un aspecto mucho más robusto que el que poseía el servicio hasta ahora.

Aún así, en este sentido ya existen muchos programas que se encargan de mejorar la navegación entre ventanas abiertas. De hecho VistaSwitcher es una de las mejores alternativas al ofrecer todas las ventanas abiertas en una lista junto a una previa de dónde está ubicada exactamente en el escritorio, pudiendo además manipularlas y minimizarlas o cerrarlas en grupo.

windows-10-task-switch

Sponsored content
  • No único que hacen es cambiar Gratifico y nada mas, una que otra cosa mejoran, pero nada mas!!

  • Rodolfo G. Ortiz

    Jejeje

  • me quedo mil veces con el 7, el 8 fue terrible fracaso

  • Roberto R

    No es que quiera, como decimos vulgarmente en Venezuela, “echarles paja” ni mucho menos,
    estimados amigos de Uptodown. Pero le instalé a mi computador el Classic Shell y lo que hizo fue volverme loco al Windows 8 (compilación 8400, no sé si será por eso). Empezó a volverse loca la pantalla y me desparecía los gadgets del escritorio. Tuve que desintalarlo y está gracias a dios sano y salvo.

    No voy a estar inventando. Ustede disculpen: prefiero esperar a que terminen de pulir Windows 10 y veremos. POrque no confío en esos programitas chimboides de terceros…