La aparición de una noticia así en varios medios tradicionales y digitales no me sorprende en absoluto. Tras un fabuloso mes de vacaciones en Nueva York he podido comprobar in situ el éxito que está teniendo la compañía y los productos que oferta. Sus tiendas sirven de punto de encuentro para los miles de turistas que abarrotan Manhattan. Una de ellas, la de la Quinta Avenida, aparece reflejada como visita obligada en varias guías de la ciudad.

Y no es para menos, pues en ellas es posible “jugar” con todos los dispositivos de Apple: desde el pequeñísimo iPod Shuffle, el revolucionario iMac o el sorprendente iPod Touch. También es posible conectarse a Internet desde cualquier ordenador o desde el mismo iPhone.

Lo que más llama la atención, no sé si a sabiendas de los responsables de Apple, es que es posible realizar llamadas telefónicas desde los iPhone que se encuentran en exposición, tanto nacionales como internacionales. Más de uno ha encontrado un filón con la posibilidad de llamar a casa desde Estados Unidos sin tener que pasar por un locutorio o adquirir una tarjeta de llamada.

Otra ventaja de la tienda ubicada en la Quinta Avenida es su horario habitual: abre 24 horas. En la ciudad que nunca duerme es posible adquirir un iPod a cualquier hora del día. No ocurre lo mismo con las hamburguesas de una conocida cadena de establecimientos de comida rápida, cuyas dependencias cierran de 4 a 5:30 de la mañana para preparar los desayunos.

Un paseo a través del suburbano neoyorquino pone de manifiesto que el iPod, en todas sus versiones, es el dispositivo favorito de sus habitantes. Además, sus calles están repletas de vallas publicitarias que nos recuerdan este producto.

El precio de los artículos también ayuda a su difusión. El valor actual del dólar, muy inferior al euro, permite adquirir cualquier dispositivo de Apple a un precio menor. Así, mientras que en España el precio de un iPod Nano de 4GB es de 139€; en Estados Unidos su precio con el cambio actual es 113€. Son 26€ de ahorro, pero menos da una piedra.

El éxito de Apple no sólo está en la venta de sus productos principales (iPod, iPhone, iMac o MacBook), también en la de los accesorios para éstos, muy caros para mi gusto. Por ejemplo, los auriculares que incluyen un sintonizador de radio ascienden a 60 dólares. En fin, da gusto comprobar como los resultados económicos llegan a buen puerto cuando las cosas se hacen bien.

Enlace:

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/business/newsid_7057000/7057873.stm

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here