El centro de quejas sobre crímenes en internet es una delegación de una de las agencias de seguridad en Estados Unidos (Internet Crime Complaint Center), que hace solo unos días hacía público en un comunicado en el que nos advertían de nuevos tipos de malware que se están prodigando en dispositivos Android y varios consejos para protejerse de dos peligros para nuestro smartphone: Loozfon y FinFisher.

Loozfon es un malware usado para robo de información personal que usan ciertos criminales en diferentes variantes dependiendo de la victima en cuestión. Puede ser una oferta de trabajo desde casa que nos promete beneficios simplemente por contestar a un correo electrónico o un enlace con este contenido que nos lleve a una pagina web preparada para forzar la instalación de Loozfon en nuestro teléfono. Esta aplicación roba detalles de nuestros contactos de la libreta de direcciones e incluso nuestro propio contacto e información.

FinFisher es una aplicación spyware capaz de tomar el control completo de un terminal Android. Cuando se instala, el teléfono puede ser controlado y monitorizado de manera remota sin importar donde se encuentre el terminal. Este virus se puede transmitir a un smartphone cuando el usuario visita una web específica o abre un mensaje de texto que enmascara una actualización del sistema en segundo plano.

Para evitar estas intrusiones en nuestra privacidad, el IC3 nos insta a seguir una serie de consejos y metodologías con nuestros dispositivos Android que a continuación les transmito:

– Al comprar un smartphone es ideal desactivar funcionalidades instaladas por defecto que no usemos con la finalidad de cerrar posibles puertas a ataques.

– Es conveniente tener un teléfono con un sistema operativo que permita la encriptación de los datos a fin de evitar robos de los mismos. Las versiones de Android a partir de la 4.0 (Icecream Sandwich) disponen de esa funcionalidad que podemos activar en las opciones.

-Deberemos informarnos sobre una aplicación antes de instalarla comprobando los comentarios de los usuarios y desarrolladores para comprobar su fiabilidad, así como comprender los permisos que se otorgarán a la misma.

-Siempre hay que usar contraseñas para todas las acciones que estén relacionadas con nuestros datos personales o transacciones monetarias.

-Tener disponible un antivirus siempre activo en nuestro terminal.

– Recomiendan no tomar control total del dispositivo por medio de métodos para hacerle ROOT, ya que estos métodos se crean a base de exploits y pueden abrir puertas traseras en el sistema operativo del teléfono.

-Hay que cuidarse también de las redes a las que nos conectamos y que no conocemos, pueden ser un foco de peligro.

-En caso de vender nuestro teléfono, siempre hay que estar seguro de haber borrado toda nuestra huella digital para evitar futuros problemas.

-Tener nuestro teléfono al día en las actualizaciones, ya que éstas son precisamente para evitar fallas en el sistema operativo, y por lo tanto para mejorar la privacidad del usuario.

-Finalmente nos recomiendan usar las mismas precauciones en nuestro teléfono que en nuestro ordenador de sobremesa cuando naveguemos por Internet.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.