Una de las mayores taras del navegador de Mozilla siempre ha sido su excesivo consumo de memoria RAM. Un glotón ávido de recursos que engordaba a medida lo utilizábamos a lo largo de una sesión, amén de los enormes pellizcos de memoria que quedaban ocupados al usar extensiones y complementos. Tras algunos intentos previos por solventar estos problemas, por fin llega Firefox 15 afirmando haberlos erradicado.

A nivel de usuario se ha mejorado sustancialmente el servicio automatizado de actualizaciones. En los últimos tiempos Mozilla había optado por realizar pequeñas mejoras en su software cada poco tiempo, dándonos la sensación de que casi todos los días había que actualizar el navegador. Ahora se ha optado por un sistema de actualizaciones en segundo plano que irán instalándose de forma silenciosa del mismo modo que Google Chrome. Cuando reiniciemos una sesión, dichas mejoras se integrarán sin resultar tediosas.

Las mejoras internas más significativas radican en arreglos tanto en el motor Java Script – que no liberaba memoria correctamente – como en las librerías WebGL que optimizan la gestión de memoria de las texturas y parecen dejar atrás aquellos exagerados consumos que podían alcanzar hasta un 1GB, además de añadirse soporte para la versión 3 del protocolo de red SPDY.

Otra nueva característica implementada – aunque todavía muy verde – es la posibilidad de leer archivos PDF directamente desde el propio Firefox, además de varias facilidades para desarrolladores, como la herramienta Responsive Mode, que permite ver una web en distintas resoluciones sin variar las dimensiones de nuestra ventana o escritorio o un depurador de JavaScript integrado.

Además de las versiones para ordenador, también se ha lanzado simultáneamente Firefox 15 en Android, una revisión que mejora las características de la revolucionaria versión 14 en la que se renovó completamente el interfaz para smartphones. En este caso, se ha realizado un lavado de cara al interfaz para tablets, añadiendo una nueva barra de navegación y mejorando el rendimiento. La lista de cambios es bastante grande, entre las que destaca la posibilidad de poder elegir visualizar la versión de escritorio de una web e importar y exportar marcadores desde nuestra versión de escritorio.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.