La gran sorpresa del año pasado lleva tiempo intentando seguir en la cresta de la ola. Pokémon GO no es lo que era y desde Niantic lo saben. Por ello están intentando hacer todo lo posible para revertir la situación y hacer de Pokémon GO el juego que siempre debió ser. Pero les ha salido el tiro de la culata con el último evento en vivo que han intentado realizar: Pokémon GO Fest tuvo mil millones de problemas y las críticas han sido tremendas. Pero para explicar mejor esta tragedia digna de la Grecia clásica, nada mejor que reproducir los hechos que han llevado a este desastre siguiendo la estructura narrativa clásica que introdujo Aristóteles.

Planteamiento: Pokémon GO ya no mola tanto.

Pokémon GO llegó al mundo oficialmente el 6 de julio de 2016 y sin duda se convirtió en uno de los fenómenos del año. No solo en el mundo de los videojuegos, sino en todas las órbitas posibles. Durante los meses que precedieron el lanzamiento, infinidad de personas salieron a la calle a vivir la experiencia de capturar a sus propios Pokémon. Algo que derivó en un montón de historias bonitas, como ésta, y que hiciesen que el juego de Niantic fuera algo más que un videojuego.

El problema ha llegado después de que la mecha de la sorpresa acabara por apagarse. Cuando uno se da cuenta de que Pokémon GO no parece ir a ningún sitio y que las actualizaciones prometidas no llegan, pues llega la desilusión. Este 2017 que vivimos ha estado caracterizado por la caída en picado del videojuego de Niantic. Movidos por este problema, los desarrolladores han intentado varios movimientos para revitalizar el juego, aunque tampoco han surgido el efecto esperado. Viendo esto, llegamos al punto de inflexión de la historia donde se decide intentar insuflarle fuerza al juego con la celebración de un evento en vivo con multitud de recompensas y la posibilidad de capturar a un Pokémon legendario. Total, viendo la regresión del título, ¿qué podría salir mal?

Pokémon GO Fest

Nudo: ¡Vamos a celebrar el Pokémon GO Fest!

Grant Park. Chicago. 22 de julio. Una fecha que marcaría el inicio de distintos eventos alrededor del mundo donde los aficionados a Pokémon GO podrían volver a creer en la magia del juego y a disfrutar junto a otros pokemaniacos. Desde Niantic soñaban con algo similar al spot que se marcaron a dos días del evento. ¡Un Pokémon Legendario! ¡Lugia! La fantasía de muchos fans de intentar capturarlo se haría realidad al fin.

Solo que nada de esto pudo llevarse a cabo.

Pokémon GO Fest

Las entradas para poder asistir al gran evento celebrado en Grant Park se agotaron rápido, y eso que muchas llegaron a costar 400 dolares, y el hype por el festejo estaba por las nubes. El problema es que Niantic falló (que sorpresa, eh) y la organización no supo arreglar los problemas en el momento. Se cumplió a rajatabla la Ley de Murphy y nada pudo salir como se prometió: colas de dos horas para poder llegar al evento, se sobrecargaron los servidores impidiendo la conexión a muchos asistentes y, en definitiva, hubo problemas técnicos a cholón que impidieron que la mayoría de personas pudieran conectarse y capturar Pokémons, que principalmente es a lo que iban. La posibilidad de conseguir a Lugia llevó a muchísima gente hasta Chicago, un viaje que muchos hicieron en balde. Para muestra, algunas reacciones en Twitter.

Al final tomaron una decisión pragmática: se decidió ampliar el radio de la zona de captura de Pokémons para que la aglomeración de personas fuera menor y así no hubiera tantos problemas de conexión. Una solución a medias porque siguió sin arreglar la conexión a muchos y encima le quitaba la gracia a un evento destinado a que más de 20.000 personas celebrasen Pokémon GO juntos y por todo lo alto. Eso sí, también hay que romper una lanza a favor del CEO de Niantic, John Hanke, que a modo personal estuvo a la altura de las circunstancias y permaneció hasta el final del evento junto a los fans, según relatan en Polygon.

Desenlace: Disculpas, denuncias y cintas de vídeo.

Niantic no esperó demasiado tiempo a intentar contentar la furia de los fans y tomaron varias decisiones para ello: devolver el dinero de la entrada, regalar a Lugia (el Pokémon Legendario) a todas las cuentas que registraron haber asistido al evento y dar 100 dólares de crédito en el juego. Medidas que palian “algo” la tragedia del Pokémon GO Fest, pero que tampoco han convencido a muchos de los asistentes. Tanto es así que muchos han decidido presentar una denuncia conjunta para que la compañía les pague los gastos del viaje a las personas que han acudido de zonas lejanas a Chicago, según indica Thomas Zimmerman, el abogado a cargo de la denuncia.

El propio Zimmerman afirma que “la mayoría de las personas que vinieron eran de fuera del Estado, muchos de ellos desde otros países”. La denuncia se ha producido porque “las promesas (del evento) no han sido cumplidas” y que estas personas probablemente no hubieran ido al evento si hubieran sabido de antemano lo que iba a ocurrir. Todo un jarro de agua fría a Niantic que seguramente no es lo que esperaban cuando pensaron en la idea de celebrar este Pokémon GO Fest.

Desde el equipo de comunicación de la compañía aún no han dicho nada sobre esta demanda, y personalmente dudo que lo hagan, pero desde su blog han realizado un comunicado en el que aplazan algunos de los eventos físicos que tenían planeados para Europa. Aún no hay fecha para los eventos de Copenhague, Praga, Estocolmo y Ámsterdam, pero han asegurado que realizarán el evento programado en Yokohama (Japón) el día 14 de agosto y que también se festejará Pokémon GO el 16 de septiembre en Francia, España y Alemania tal como lo habían planeado. Es razonable este retraso en las fechas puesto que si organizan otro evento similar y tienen los mismos problemas, la credibilidad que le queda a Niantic se iría directa a la basura. Esperemos, por el bien del juego y de su gran comunidad, que las cosas le vayan mejor en los eventos venideros.

Pokémon GO Fest

Siguiendo la tradición de la tragedia griega, hay que decir que Niantic ha pecado de hubris. Algo que viene de lejos y que ha tenido su clímax en el reciente Pokémon GO Fest: el juego no es el que debería ser. Ya no tanto porque el título sea más o menos divertido, sino porque Pokémon GO cuenta con unos valores de producción bastante más bajos de lo que un juego de su calibre merece. Un juego que arrastra problemas desde el primer día y que, aunque haya divertido a un número asombroso de gente, nunca ha estado a la altura de lo que se espera de una franquicia así. Lo que pasa es que desde Niantic han vivido de las rentas desde el comienzo y esta burbuja ha terminado por estallar con algo que no está ligado estrechamente al propio juego en sí, pero que si resume muy bien cuál ha sido la política de la empresa desde los inicios: hacer el mínimo posible.

Pokémon GO es más que un juego. El boom del año pasado lo demostró y la gran comunidad de jugadores que posee lo intenta seguir haciendo cada día que pasa. Esperemos por el bien de este juego que este fracaso sirva como una excelente oportunidad para cambiar las tornas y que desde Niantic empiecen a tomarse en serio uno de los mejores productos que cualquiera querría tener entre manos.

Pokémon GO para Android en Uptodown [APK] | Descargar

Sponsored content

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here