Aunque hasta hace pocos años el hecho de ser victima del ataque de un hacker era cosa de películas de ficción, hoy en día es más común de lo que pueda parecer. En los últimos meses lo hemos podido comprobar con los ataques a Twitter o Evernote, afectándose la privacidad de cientos de miles de usuarios, aunque también son habituales los altercados a pequeña escala en forma de robos de cuentas de correo o redes sociales. En este caso, hay una serie de practicas que es recomendable seguir si sufrimos un incidente de este tipo

hackers

Buscar una causa

En el caso de que se trate de un robo aislado y no un problema de vulnerabilidad a gran escala por parte de un servicio externo, lo primero que debemos hacer mientras tratamos de recuperar el control de nuestro ordenador o correo electrónico es preguntarnos la razón del ataque. En el caso de que el objetivo sea nuestra cuenta del banco las razones son obvias, pero si el ataque es contra cuentas de correo las razones pueden ser muchas.

Una cuenta de correo puede ser usada para enviar spam, pedir dinero a contactos frecuentes o para conseguir contraseñas de cuentas de otros servicios asociados a ese correo electrónico.  Conocer la razón por la que somos atacados puede ayudarnos a entender cómo nos han atacado y por tanto como defendernos en el futuro.

Aún así, el problema puede deberse simplemente a que poseemos contraseñas muy débiles para nuestros servicios. Además, el uso de una sola contraseña para varios servicios puede exponernos a grandes daños en caso de ser victimas de un ataque, ya que al compartir todas nuestras redes los mismos datos de acceso se podría tomar el control de toda nuestra identidad digital de una persona en cuestión de minutos.

Por supuesto, utilizar un antivirus y firewall actualizado o estar al día de las actualizaciones para nuestro sistema operativo ayudan enormemente a no toparnos con desagradables sorpresas.

Intentar recuperar nuestra cuenta

Antes de que cunda el pánico, y si el robo ha sido realizado recientemente, es intentar recuperar nuestra cuenta restaurando la contraseña. La mayoría de servicios de correo, mensajería instantánea o redes sociales disponen de recursos para validad y modificar nuestros datos a través de cuentas de correo secundarias o nuestro teléfono.

Si no llegamos a tiempo, no está todo perdido si lo que nos han robado ha sido una cuenta de correo o nuestra identidad en una red social, ya que existen métodos para recuperarla, teniendo normalmente contestar varias preguntas según el método de recuperación de cada servicio. En Facebook tenemos toda la información necesaria y los pasos a seguir aquí y aquí. Si en cambio nos han sustraído nuestra cuenta de Twitter, aquí y aquí podremos avisar del problema.

En caso de que se trate de cuentas de correo también existen servicios de ayuda, como los que ofrecen Gmail o Hotmail.

Tomar precauciones extra

Cuando alguien ataca una cuenta de correo, o de una red social, busca la manera de mantener el acceso aunque cambiemos las contraseñas, así que es recomendable también comprobar si se han modificado las preguntas de seguridad y el resto de herramientas de recuperación de las que dispongamos según el caso. También deberemos comprobar las opciones de nuestras cuentas de correo, por si se estuviese enviando spam o copias de nuestros correos sin nuestro conocimiento. Cada caso es un mundo y cada servicio dispone de sus propias funcionalidades extra que viene bien repasar a conciencia.

En caso de que el servicio atacado tenga relación directa con cuentas bancarias como PayPal es muy importante comprobar las cuentas enlazadas, ya que podría llegarnos al buzón una desagradable sorpresa en forma de abultada factura. De ser así, deberíamos contactar con nuestro banco para anular cualquier tipo de transacción bancaria hasta que el problema esté resuelto.

Es importante también comunicar a todos nuestros conocidos que hemos sido atacados, ya que nuestros contactos pueden ser victimas colaterales de nuestro ataque a través de spam, e incluso caer en timos a causa de una suplantación de identidad creyendo que hablan con nosotros.

Afianzar nuestras contraseñas

En definitiva, más vale prevenir que curar. No podemos hacer nada ante ataques masivos a redes sociales, pero sí que podemos preservar el resto de nuestra identidad virtual con medidas tan simples como las ya mencionadas: utilizar contraseñas complejas que no puedan ser deducibles fácilmente, no usar la misma clave de acceso para todos nuestros servicios y modificarlas cada pocos meses.

Realmente lo ideal es no tener que seguir ninguno de los pasos de este manual, lo que significaría que nuestra seguridad es buena.

4 Comentarios

  1. […] Como ya hemos explicado en otras ocasiones, comprobar el estado del cortafuegos del sistema y las actualizaciones de nuestro antivirus ayudan a evitar que indeseables tengan acceso a nuestra red. La función del firewall es bloquear el acceso y las comunicaciones no autorizadas, por lo que es más que recomendable tenerlo correctamente configurado. Para activarlo o comprobar su estado entra en Panel de control > Sistemas y seguridad > Firewall. En cuanto al antivirus, existen varias […]

  2. […] Como ya hemos explicado en otras ocasiones, comprobar el estado del cortafuegos del sistema y las actualizaciones de nuestro antivirus ayudan a evitar que indeseables tengan acceso a nuestra red. La función del firewall es bloquear el acceso y las comunicaciones no autorizadas, por lo que es más que recomendable tenerlo correctamente configurado. Para activarlo o comprobar su estado entra en Panel de control > Sistemas y seguridad > Firewall. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.