Hace aproximadamente un año y medio que el canal de YouTube h3h3productions, formado por el matrimonio Ethan e Hila Klein, fue demandado por otro youtuber alegando que estaban usando su contenido de forma ilegal, infringiendo el copyright, mientras que desde h3h3productions se amparaban en el uso del “Fair Use” (uso legítimo) con el cuál se les permite utilizar material ajeno. Tras un largo tiempo de batallas legales, la resolución del juicio les ha dado la razón a los dos miembros de h3h3 y esto supone una gran victoria para los creadores de contenido a través de YouTube.

h3h3productions Youtube

Todo empezó por un “vídeo de reacciones”

El contenido de h3h3productions se ha popularizado por realizar vídeos donde ellos mismos, principalmente Ethan, observan y comentan determinados vídeos de YouTube en tono paródico sobre determinados comportamientos bastante lamentables. En su canal tenéis mil ejemplos de ello, pero un vídeo de reacciones en concreto fue lo que empezó esta batalla legal que se ha alargado por más de año y medio.

El youtuber Matt Hoss hizo un vídeo en 2013 llamado “Bold Guy vs Parkour Girl” que contaba con casi 10 millones de visitas en 2016, fecha en la cual desde h3h3productions hicieron un vídeo reacción donde, en su tono habitual, se reían del contenido. Un vídeo que el propio Matt Hoss denunció a través de YouTube y que la propia plataforma acabó retirando por supuestamente vulnerar los derechos de autor.

Esto no pareció ser suficiente para Matt Hoss y un mes después, en mayo de 2016, descubrimos gracias a un vídeo de h3h3productions que estaban siendo demandados a través de los juzgados de Estados Unidos no solo por el tema del copyright, sino también por dañar su imagen. Lo peor de todo el asunto es que antes de iniciar la demanda, Matt Hoss les mandó un e-mail pidiéndoles que retiraran su contenido del vídeo y reclamándoles dinero para que no iniciar una demanda. Algo que Ethan e Hila no hicieron puesto que no se dejaron amedrentar. Los costes legales de todo el proceso judicial no dejaban de crecer, pero por suerte Philip DeFranco, otro youtuber, inició una campaña de crowdfunding a través de GoFund para ayudarles a costearse todo el juicio. Un gesto que les hizo reunir más de 170.000 dolares y en el que multitud de youtubers pusieron su granito de arena.

LEE TAMBIÉN:  YouTube renueva la imagen de su app para Android

¿Qué es el “Fair Use” de YouTube

Para comprender un poco mejor este laborioso proceso judicial en el que el copyright es una parte fundamental de todo, nada mejor que intentar comprender cómo funciona el Fair Use de Youtube. Este “uso legítimo” permite que se utilicen fragmentos de una obra sin tener que pedirle permiso al creador de la misma siempre que se reunan una serie de condiciones. Estas “normas” son las que delimitan el uso del Fair Use y cada país tiene sus propias reglas respecto a ello. Basándonos en el caso de h3h3productions que se rige por las leyes de Estados Unidos, algunos de los criterios para ampararse en el Fair Use de YouTube son los siguientes:

  • Si el propósito de las obras es con fines de investigación, educativos, críticos o satíricos.
  • Si el tamaño del material utilizado es más pequeño que el contenido original.
  • Si el uso del material no ha impactado negativamente en el terreno económico de la obra original.

Desde YouTube especifican un poco más sobre esta cuestión, pero ciertamente es un tema bastante abierto a distintos significados y es por ello que ha sido tan importante este juicio de h3h3productions, puesto que sentará un precedente en posibles juicios del futuro. Eso sí, la propia jueza ha declarado que este veredicto no es válido para todo: “la Corte no está regulando aquí que todos los “videos de reacciones” constituyan un uso legítimo”.

Una victoria para todo YouTube

La jueza del caso ha declarado que el vídeo entra dentro de los límites del “Fair Use” ya que se trata de una parodia en la que no se infringen los derechos del vídeo de Matt Hoss. Tras analizar los distintos vídeos en los que se han parapetado el demandante y los demandados, la jueza ha dejado claro que “el vídeo constituye un comentario crítico sobre el vídeo de Hoss y no hay duda de que no se trata de un sustituto de mercado”. Podéis leer el veredicto final a través de este enlace.

La victoria de Ethan e Hila Klein ha sido una victoria para todos los creadores de contenidos en YouTube que basan su canal en hacer vídeos de reacciones, dar noticias sobre sucesos o simplemente utilizan parte del material de otros para crear su propio contenido. Desde el propio canal de h3h3productions han realizado un vídeo donde lo comentan y agradecen el apoyo recibido. Y como colofón final, también han resubido el vídeo original que fue retirado por YouTube. Un gran final feliz que seguro que cambiará para mejor las políticas de YouTube respecto al Fair Use.

LEE TAMBIÉN:  Cómo habilitar el nuevo modo restringido de YouTube

Sponsored content