Hace ya varios meses que Google Fotos permite la posibilidad de detectar automáticamente las caras de las personas que aparecen en nuestras fotografías, pudiendo incluso realizar búsquedas en nuestra biblioteca a partir de una persona concreta. Esta funcionalidad solo está disponible en Estados Unidos, pero realizando un fácil truco podemos habilitarlo rápidamente desde cualquier área geográfica.

El sistema de detección de caras solo aparecerá en el menú de ajustes de la aplicación si ésta cree que estamos en Estados Unidos, es decir, que la funcionalidad reside en Google Photos la veamos o no. Por tanto, si recurrimos a una VPN y le hacemos creer temporalmente que estamos en dicha ubicación, podremos habilitarla. Y lo mejor de todo, aunque volvamos a poner nuestra ubicación por defecto, la característica quedará instalada de forma permanente y visible desde de sus opciones.

Antes de proceder a realizar el truco debemos vaciar cualquier rastro de archivos temporales y cacheo de la aplicación para que los cambios surtan efecto. Para ello debemos acceder a la sección de apps instaladas (de diferente acceso dependiendo del terminal, pero siempre suele asemejarse a irse a Ajustes > Aplicaciones) y seleccionar Google Photos. Tendremos que quitar tanto los datos como el espacio en caché. No hay que preocuparse, no se va a modificar absolutamente nada de nuestra configuración por defecto ni se van a eliminar fotos. A lo sumo, perderemos los thumbnails que crea la aplicación y que deja aparcados localmente en el terminal para agilizar la búsqueda por los menús, los cuales volverán a cargarse en cuanto empecemos a utilizar la app de nuevo.

Dicho lo cual, solo tenemos que buscar una aplicación móvil de VPN de entre las muchas que hay como TunnelBear u Hola Free Internet. Nosotros vamos a recurrir a esta última por su extrema facilidad de uso. Simplemente tenemos que instalarla, marcar Estados Unidos para la redirección y elegir la aplicación de Google Photos de la lista de instaladas en el terminal. Hecho esto, podremos abrir la aplicación de fotos y activar el apartado Ajustes > Agrupar caras similares. Dentro, además, podremos especificar que la herramienta detecte las caras de los demás para que cada cierto tiempo nos sugiera compartir una galería con una persona determinada si ésta aparece en nuestras fotos. Igualmente.

A partir de aquí, y pasados unos minutos para que Google digiera todos los datos a recopilar, se hará la magia. Podremos acceder a un nuevo apartado en la pestaña álbumes en la que aparecerán TODAS las caras de la gente que sale en las fotos de nuestra biblioteca, y que podremos asociar a personas de nuestra libreta de contactos para, posteriormente, poder hacer búsquedas contextuales de alguien concreto. Da hasta miedo de lo bien que realiza la detección, siendo capaz de detectar a una misma persona aunque con los años haya cambiado radicalmente, amén unificar a un bebé y sus posteriores instantáneas a medida que se desarrolla. Pero mejor dejemos a un lado las implicaciones sociales de una catalogación tan extrema de nuestro entorno si no queremos caer en depresión o irnos a vivir en una cueva el resto de nuestros días.

A partir de ahora, en cada foto que tomemos se detectarán los rostros de los que aparezcan, haciendo que, entre otras cosas, el asistente adquiera nuevas capacidades al ser capaz de identificarnos tanto a nostoros mismos como a nuestros familiares más allegados.

Huelga decir que, una vez finalizado el proceso, podremos eliminar la aplicación de VPN sin ningún problema ya que la opción quedará ya instaurada en el menú de ajustes y podremos activarla y desactivarla a nuestro antojo.

Sponsored content

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here