Los atentados de Boston del pasado lunes que se saldaron con tres víctimas mortales y 130 heridos dieron la vuelta al mundo a través de Twitter. El periódico estadounidense The Boston Globe, que hasta entonces tenía alrededor de unos 50.000 seguidores, fue el primero en dar a conocer la noticia en la red social de microblogging y comenzó a sumar followers de manera arrasadora, sobrepasando actualmente los 150.000.

twitter breaking news

Cuando oímos que ha ocurrido un hecho importante en alguna parte del mundo salimos corriendo a buscar la noticia para saber qué ha pasado. No hace tanto tiempo desde que lo primero que hacíamos para satisfacer nuestra necesidad de información era encender la televisión, ahora, la gran mayoría abre su cuenta de Twitter, busca el Trending Topic, ni siquiera los periódicos digitales logran acercarse a la inmediatez de la red de los 140 carácteres que siempre tiene a alguien en primera línea de información.

Llegar el primero, dar la exclusiva, la inmediatez es clave para el periodismo pero, en varias ocasiones, hemos visto que por atender a esta rapidez informativa la calidad de la noticia se ha quedado por el camino e, incluso, algún que otro medio mete la pata y publica hechos sin contrastar o poco fiables.

Desde el florecimiento de Twitter, son varios los medios de comunicación que recurren a las redes sociales como fuente alternativa de información, pero por más que las noticias lleguen a la velocidad de la luz a la redacción, casi siempre hay algún testigo que ya lo ha tuiteado o ha colgado una fotografía antes de que se publique en un soporte informativo digital o monten la noticia para televisión.

El gran alcance de Twitter es tan importante que, la mejor opción para los medios de comunicación es tuitear su primicia para ganar tiempo en la redacción del hecho en sí sin perder la exclusiva.  Cuando The Boston Globe tuiteó sobre el atentado como ‘breaking new’ sin llegar a publicar la noticia el tuit se extendió como la espuma, llegando a superar los 10.500 retuits y por tanto, siendo Twitter quien dio a conocer la tragedia mundialmente mientras los medios de comunicación preparaban la información.

La influencia de las redes sociales en los medios de comunicación es evidente, tener 100.000 seguidores más en un sólo día por dar la exclusiva en Twitter favorecerá muy positivamente las futuras publicaciones del diario.

No es la primera vez que a una cuenta oficial de esta red social -sea informativa o no- le llega una avalancha de seguidores en cuestión de horas. El tuit que publicó Barack Obama tras ser reelegido como presidente de Estados Unidos fue el tuit más reuiteado de la historia, trece caracteres que dieron la vuelta al mundo.

En definitiva, la inmediatez de Twitter tiene tal alcance que ningún medio informativo puede permitirse no intentar potenciar su difusión a través de la red social. En el caso del atentado de Boston, por más que todos los medios de comunicación informaban sobre el asunto, The Boston Globe recibió la principal atención de los lectores gracias a dar la primicia en 140 caracteres.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.