Como es habitual, pasadas ocho semanas vuelve a lanzarse una nueva versión de Google Chrome que, si bien no incorpora características brillantes que excusen la actualización, sí que añade una característica que aboga por la igualdad de oportunidades para todos en un mercado copado por el gigante: tras la última multa de casi ocho millones de dólares que tuvo que desembolsar en Rusia frente al Servicio Federal Antimonopolio del país, Chrome ahora ofrecerá la posibilidad de cambiar el buscador a utilizar por defecto en la barra de búsqueda del escritorio.

El el organismo ruso FAS resolvió su litigio con Google con una multa equivalente a 7.8 millones de dólares por competencia desleal en el país. La demanda, interpuesta por el buscador Yandex, pedía la erradicación de aplicaciones preinstaladas en terminales Android nuevos, así como una apertura a la hora de imponer un motor de búsqueda irremplazable en la barra incluida por defecto en el escritorio de Android.

Por ello, ahora podremos seleccionar en el menú de ajustes qué motor vamos a usar en el nuevo widget de Google que podremos seleccionar desde el menú correspondiente. Además de Google, tendremos disponibles Yahoo!, Bing, Ask, AOL y Yandex en ciertos países.

Pero no se trata de la única novedad en Chrome 60. De entre las que más afectan al usuario de a pie destaca el hecho de que los banners y popups que veamos mientras navegamos no activarán la vibración del terminal. Por otra parte, la API para realizar pagos con el etrminal permitirá que desde Chrome podamos elegir qué modalidad vamos a utilizar. Por defecto, el navegador de Google recurre a Google Pay cuando realizamos una transación, pero pronto podrán elegirse otros como Samsung Pay o Paypal.

Sponsored content