El pasado 26 de octubre Microsoft presentó su nueva línea de productos, presidida por el lanzamiento de Windows 8 y la apuesta por su integración en dispositivos táctiles, siendo el abanderado de la nueva vía de negocio la gama Surface, el nuevo tablet desarrollado directamente por la compañía que se comercializaría en dos versiones, el modelo RT con arquitectura ARM (que ya se encuentra a la venta) y la gama Pro de mayores prestaciones con hardware Intel. Por fin acaba de anunciarse que este último saldrá en enero de 2013, aunque en España seguimos sin tener noticias de su comercialización…

Desde que fue anunciado este verano, Surface ha sido cuestionado por medios y usuarios acerca de la viabilidad de la inserción de Microsoft en el disputado mercado de los tablets, promoviendo una plataforma híbrida y un sistema operativo diseñado con la intención de cohesionar el mercado de los sistemas operativos de escritorio con el estilo opaco, cerrado y autosuficiente de sistemas portables como Android e iOS. Para ello, Windows 8 se escindiría en dos variantes, una más tradicional para ordenadores de escritorio y otra centrada exclusivamente en la interfaz Metro y su uso con pantallas táctiles. Este popurrí conceptual parece que no está siendo recibido todo lo bien que los de Redmond preveían.

Los primeros datos de ventas del modelo RT, lanzado hace un mes, no parecen haber alcanzado las estimaciones iniciales. Microsoft pretendía vender cuatro millones de unidades antes de que acabara el año, pero parece ser que dicha cifra al final va resultar ser la mitad. Según algunos medios, las empresas taiwanesas que suministran componentes de hardware para Surface han visto reducidos drásticamente los pedidos, situación que se replica para los tablets de Dell, Samsung y Asus, de lo que se deduce que hay ritmo menor en el reabastecimiento de stock por la escasa demanda. Esta situación ha propiciado que el lanzamiento de la gama Pro se adelante, por lo que Surface Pro llegará en enero de 2013.

Surface Pro posee las prestaciones de un portátil de gama alga disfrazado de tablet, con un procesador Intel i5 de doble núcleo (cuyas especificaciones siguen siendo todavía un misterio), 4GB de RAM, GPU Intel HD Graphics 4000, una pantalla de 10 pulgadas con una resolución de 1920×1080 y salida Mini DisplayPort. Evidentemente, estas características repercuten en el peso y tamaño del dispositivo, pasando de los 676 gramos del modelo RT a 903 gramos, además de aumentar su grosor hasta los 13.5 milímetros.

Lo que no acaba de quedar claro es el enfoque de este nuevo modelo. Todo este potencial, controlado por la versión de escritorio de Windows 8, permite utilizar todo tipo de aplicaciones en Surface Pro. El problema es que a efectos prácticos, su pequeña pantalla puede resultar un enorme impedimento de cara a utilizarla junto a un teclado Surface Touch.

El verdadero problema al que se enfrenta Microsoft es el elevado precio de la máquina. El modelo de 64GB costará 899 dólares, mientras que el de 128GB se pondrá en 999, lo cual es un precio a todas luces excesivo para un tablet, mientras que ne el mercado de los portátiles puros hay alternativas mucho más prácticas. Además, la funda/teclado Surface Touch Cover se vende por separado, por lo que al montante final hay que añadir otros 120 dólares.

10 Comentarios

  1. […] También se ha anunciado por fin la fecha de salida en Estados Unidos de la Windows Surface Pro, que finalmente verá la luz el 9 de febrero en su tierra natal y en Canadá, aquí tendremos que seguir esperando si queremos adquirir la versión “potente” de la tableta, de la que ya os hablamos hace un tiempo. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.