Ayer fue un día grande para Google. En su apartado de software, anunció la actualización Android 4.3 y un nuevo servicio muy necesario, Play Games; pero fue en el ámbito del hardware donde quizá dio un golpe más fuerte. Además de anunciar un nuevo modelo de Nexus 7 más estrecho, con más resolución y más potente, desveló por fin sus planes para hacerse con los televisores del mundo: Chromecast, un pequeño dispositivo que puede recibir por streaming vídeos de cualquier dispositivo móvil.

chromecast-cabecera

Reconquistando el mercado de tablets

El nuevo Nexus 7, fabricado por ASUS, es estéticamente es casi igual al modelo anterior salvo porque la pantalla tiene márgenes más estrechos y el nombre del dispositivo está escrito en horizontal y no en vertical. Estrena unas características temibles, no solo para la competencia sino porque parece mentira que un aparato de 7 pulgadas albergue cuatro núcleos, una resolución de pantalla de 1920×1080 (FullHD) con una densidad de 323ppp, altavoces estéreo o cámaras mejoradas (la exterior es de 5mpx), variando su precio según la capacidad de almacenamiento o conectividad, aunque el modelo básico de 16Gb costará 220€.

No nos cabe la menor duda de que en Apple, con el anuncio de este nuevo Nexus, se han puesto las pilas con la renovación de su iPad Mini, rival directo por tamaño de pantalla; y que en Amazon han hecho lo propio con sus Kindle Fire. Google sigue confiando en Asus para ofrecer un tablet asequible y potente con la experiencia intacta de Android, y eso es difícil de superar, pero no imposible: este año puede volver a haber sorpresas en la actualización de tablets Android gracias a este paso de Google.

La nueva revisión del Nexus 7 estará disponible en Estados unidos el 30 de julio, y ASUS España ha anunciado que llegará el 3 de septiembre.

Google también quiere estar en cualquier tele

El mercado de los televistores inteligentes y de los reproductores de TVs y vídeo es muy complejo, y cada compañía tiene una apuesta diferente: ahí están la Apple TV, TiVo, Netflix o incluso Microsoft con sus consolas, pero todavía nadie tiene la sartén por el mango. Ahora, por si fuera poca la rivalidad, Google se va a meter de lleno en este mercado con Chromecast.

Chromecast es un pincho con conexión HDMI bastante pequeño que, enchufado a cualquier televisor con dicho puerto, podrá recibir por streaming señal de vídeo de una enorme cantidad de dispositivos, no solo aquellos con Android. Esta aproximación más abierta es uno de los puntos más favorables del dispositivo si obviamos el más impresionante de todos: que costará 35 dólares. Es decir, prácticamente nada comparado con la competencia.

http://www.youtube.com/watch?v=cKG5HDyTW8o

La idea tras Chromecast es que se puedan compartir vídeos de YouTube, películas o incluso NetFlix con un simple gesto. Una vez conectado el dispositivo al televisor y a Internet, los dispositivos pueden mandar el vídeo de turno y funcionar como mandos a distancia. Si a esto se suman más socios importantes, puede ser la bomba, aunque ya solo con NetFlix, en EEUU puede ser un exitazo tremendo.

Google está desmarcándose cada día más de los servicios que le otorgaron fama y poder, el buscador y la publicidad, para lanzarse a los mercados más a la vanguardia. Y lo está haciendo con suficiente acierto como para ser un rival de Apple, Microsoft y Amazon.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.