Durante las últimas semanas todo el mundo ha estado hablando de WhatsApp y las dichosas dos aspas azules de confirmación, pero simultáneamente se produjo una actualización muchísimo más importante en Android al haberse mejorado la seguridad en el envío y recepción de mensajes mediante un nuevo sistema de cifrado extremo a extremo. Pavel Durov, creador del cliente de mensajería Telegram, ha considerado este movimiento la enésima copia de su estrategia, atreviéndose incluso a vaticinar cuáles serán las próximas características que incluirá WhatsApp en los próximos meses.

La llegada de este nuevo sistema de encriptación a WhatsApp nace fruto de su colaboración durante los últimos meses con el estudio experto en seguridad móvil Open Whisper Systems, creadores del servicio de mensajería TextSecure, cuya mejora se basa principalmente en que nadie, incluida la propia infraestructura de WhatsApp, podría interceptar y leer los mensajes que transitan a través de su cliente al no desencriptarse hasta la llegada al extremo de destino, al menos teóricamente. De momento este sistema sólo se utiliza en las conversaciones de chat y tan solo se aplica a texto, por lo que las imágenes todavía vuelan por la red «desprotegidas», amén de que no hay muro infranqueable, por lo que la clave de desencriptado podría ser con el tiempo descifrada al no ser única para cada usuario y regirse por una misma fórmula para todos.

Telegram nació desde el principio con la seguridad por bandera, por lo que todo su desarrollo ha ido en función de esta premisa. Dado el inconmensurable volumen de información de WhatsApp y el hecho de que se está modificando un sistema inicialmente débil, resulta complicado que sean capaces de ofrecer una herramienta verdaderamente segura a estas alturas de la película. Casualmente, las primeras noticias sobre la compra por parte de Facebook tuvieron lugar en febrero de 2014, mientras que afirman que han estado trabajando durnate los últimos seis meses en esta mejora de seguridad. Casi parece un mandato divino por parte de Mark Zuckerberg.

Existen muchos métodos para comprometer la seguridad el usuario tal y como demostraron dos informáticos españoles el pasado mes de julio, quienes encontraron una vulnerabilidad que permitía suplantar la identidad del remitente de los mensajes, ¡y no era la primera vez! Puede haberse mejorado la seguridad de la información durante el envío, pero a nivel local, WhatsApp almacena todo tipo de información que puede ser desgranada por algún software malicioso que se instale por error en nuestro terminal, por lo que deberían trabajar para blindar estos datos y no permitir el acceso ilegítimo. Jennifer Lawrence suspira desde su mansión en Beverly Hills.

pavel-durov-telegram

Huelga decir que Pavel Durov es un poco bocazas, manteniendo pullas constantes con el CEO de WhatsApp Jan Koum, a quien acusa de copiar sistemáticamente todas las novedades de Telegram a los pocos meses de lanzarse, por lo que, en base a las características de su cliente, augura que los siguientes movimientos de su rival pasarán por la posibilidad de enviar documentos de cualquier tipo, la llevada de una versión web del cliente, el envío de mensajes que se auto-destruyen y mejoras en el enrutamiento de la información a través de los data-centers dispersos por el mundo.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.