Microsoft acaba de anunciar oficialmente en su blog las dos nuevas características de Windows 8 creadas con el objetivo de facilitar las tareas de mantenimiento al usuario sin conocimientos avanzados, a través de Preferencias de Windows y su asistente.

Los dos nuevos procesos son:

– Reset o Formateo: Elimina todos los datos personales, aplicaciones y la configuración del PC y reinstala Windows. Con este proceso, todo el rastro del usuario será eliminado y se instala de nuevo el sistema operativo. Una opción un tanto drástica, pero que muchas veces es la mejor solución para que el sistema vuelva a funcionar correctamente.

Publicidad

Refresh o Reinstalación: Mantén todos los datos personales, aplicaciones compradas a través de la tienda de Windows y los ajustes de configuración más importantes y reinstala Windows. Con este proceso, se reinstala el sistema operativo sin formatear.

Con estos fáciles procesos, Windows quiere proporcionar al usuario un sistema operativo nuevo con el que poder empezar a trabajar o un sistema operativo que haya solucionado algún problema manteniendo los datos, todo en cuestión de minutos.

Estas son las duraciones de estos procesos:

Os dejamos este vídeo que explica los procesos de manera sencilla:

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.