Desde el pasado 6 de diciembre la suite de herramientas Google Apps, que hasta entonces era gratuita, pasó a tener un costo de 50 dólares al año para las empresas. Desde entonces existen dos modalidades del servicio de Google Apps: una, gratuita y dirigida al usuario común que le da un uso personal, y otra, Google Apps for Business, dirigida a las empresas, que es la que tendrá un coste de 50 dólares por persona o usuario al año.

Google Apps es una suite de herramientas interconectadas enfocadas a la productividad de las empresas que ofrece una versión personalizada y ampliada de algunos de sus servicios como Gmail, Google Groups, Google Drive, Google Talk, Google Calendar y Google Sites, entre otros.

Estas aplicaciones permiten mejorar la comunicación y la productividad de las empresas, y brindan la posibilidad de trabajar de forma colaborativa. Gracias a los servicios en la nube, es posible trabajar con personas que se encuentran en diferentes lugares, y además un mismo usuario puede retomar su trabajo desde diferentes terminales (ordenadores, smartphone y tablets).

Es un servicio que también brinda seguridad y reduce riesgos ya que los datos no están almacenados sólo en el ordenador de una oficina, por ejemplo. Además, permite utilizar un dominio propio y crear 10 buzones de 7 GB de capacidad cada uno entre otras de las medidas extendidas.

Google Apps no es un producto del que hagan uso todos los usuarios de Internet, específicamente está orientada a las personas, empresas y ONGs que emplean los ordenadores como una herramienta de trabajo.

Tras el cambio producido, algunas Pymes de menos de una decena de empleados han manifestado su disconformidad por tener que pagar el mismo precio que las grandes compañías para utilizar estas herramientas. Además, se debe tener en cuenta que existen alternativas similares y gratuitas como Zoho o Microsoft Office 365, contando esta última con el respaldo de la compañía de Redmond y el cada vez más atractivo servicio SkyDrive.

Las explicación que Google ha dado para hacer esta modificación no es muy específica, pero el principal argumento que se ha manejado es que la mayoría de las empresas comenzaban usando la versión gratuita y luego se pasaban a la opción Premium, gratuita hasta hace unos días, la cual traía todas las prestaciones antes mencionadas, por lo que han decidido dedicar sus esfuerzos a mejorar esta versión, renombrándola Google Apps for Business y procurando ofrecer un mejor servicio y con mejores funcionalidades.

Aún así, las cuentas de Google Apps para Pymes que se hayan creado antes del 6 de diciembre se mantendrán como gratuitas, además de para instituciones educativas. El resto de las empresas deberán pagar para usar Google Apps for Business.

En otras palabras, han pensado que la suite de productividad Google Apps en su versión para empresas era un producto demasiado bueno y completo para continuar siendo gratuito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.