Se va un pilar importantísimo del mundo del software relacionado con el Internet de los últimos lustros. Tras haber sido anunciado hace unos meses, ayer cerró definitivamente el servicio Windows Live Messenger para pasar a formar parte de Skype tras la compra de este último por parte de Microsoft. Catorce años después de su lanzamiento y tras haber instaurado el concepto de mensajería instantánea a través del PC en todo el mundo, llega la hora de decir adiós.

Messenger RIP featured

MSN Messenger nació en 1999 durante una época que coincidió con el auge de las telecomunicaciones en medio mundo. Los viejos modems de dial-up dieron paso a la banda ancha, y con la llegada del nuevo milenio vino también la instauración generalizada de Internet en los ordenadores de sobremesa, pasando de ser meras herramientas de trabajo o plataformas de juego para los más curtidos a completos centros de entretenimiento permanentemente conectados a la red.

Por aquel entonces, lo que se llevaba era el uso de canales de chat: los tiempos del mIRC, del ircAP y del IRC-Hispano. El uso de los teléfonos móviles comenzaba también a ser una realidad instaurada, aunque el coste de los mensajes SMS todavía no permitía mantener largas conversaciones en secuencia con otras personas, principalmente porque el saldo del teléfono volaba rápidamente si no eramos cautos en ese aspecto. Por ese motivo, Messenger fue un completo éxito al poder mantener cómodas sesiones de charla con nuestros amigos. Microsoft tuvo el don de la oportunidad.

Messenger RIP 6 captura

Las sucesivas ediciones de Windows fueron trayendo nuevas versiones del servicio, en las que comenzaron a añadirse funcionalidades relacionadas con la personalización de las ventanas de conversación y la gestión de contactos, además de añadirse banners publicitarios dentro de la aplicación. Su familia de productos fue extendiéndose con el tiempo. Así, la versión que venía pre-instalada en Windows a partir de XP era llamada Windows Messenger, mientras que la versión más completa que instalábamos a posteriori era MSN Messenger. Además, en 2004 apareció una versión del cliente que funcionaba a través de navegadores, MSN Web Messenger. ¡Incluso llegó a lanzarse una versión (bastante limitada, por cierto) para Mac OS!

El auge de la aplicación tuvo lugar con el lanzamiento de su versión 6.0, que la renovaba por completo añadiendo avatares para los usuarios, emoticonos y una interfaz completamente diferente. Microsoft siempre fue muy reacia a compartir y abrir el protocolo a terceros, pero aún así, surgieron un sinfín de plugins y añadidos para enriquecer la experiencia, presididos por el conocido Messenger Plus!, que incluía opciones para desactivar la publicidad o abrir varias sesiones de usuario al mismo tiempo. Aún así, los usuarios de Linux tuvieron que buscar sus propias alternativas, de donde surgieron clientes como aMSN, Emesene o Empathy.

MSN Messenger trends

En su versión 8.0 hubo otro gran cambio, pasándose a llamarse el servicio Windows Live Messenger a finales de 2005, siendo esta su forma final y aumentando su rango al llegar a tener versiones para Windows Phone, iOS y Android, además de integrarse a otros servicios de Microsoft como Skydrive, nuestra cuenta de Xbox 360 y Yahoo! Messenger. Para colmo, servicios como Twitter o Facebook se convirtieron en una vía alternativa de comunicación. De hecho, este último, además de permitir la integración de los contactos con las últimas versiones del servicio de Microsoft, lanzó su propia aplicación de chat.

Pero nada es para siempre, y aunque siguió gozando de buena salud el servicio durante casi toda la década pasada, el principal culpable de su decaimiento fue sin duda el uso de los smartphones. Cuando las comunicaciones 3G y las tarifas planas llegaron a este tipo de dispositivos, surgió un método para comunicarnos con nuestros allegados todavía más práctico y versátil que el propuesto por Microsoft. En última instancia, al desembarcar la mensajería instantánea en los smartphones gracias a WhatsApp y derivados se le dio la estocada final a Messenger. Para colmo de males, servicios como GTalk o la propia Skype terminaron de cavar su tumba.

Por todo esto, era inevitable finalizar de una vez el ciclo, así que la mejor forma de amortizar la compra de 8.500 millones de dólares de Skype por parte de Microsoft, era una buena idea condensar todos los servicios de comunicación a través de una sola vía. A partir de hoy, todo el que quiera continuar utilizando Windows Live Messenger tendrá que hacerlo a través de Skype. De momento, los servicios seguirán funcionando durante un tiempo más, aunque un mensaje de advertencia nos instará a que instalemos Skype, desinstalándose Messenger en el proceso. Si esquivamos esta sugerencia, podremos seguir utilizándolo hasta que Microsoft tire del enchufe para que tanto Windows Live Messenger como otras aplicaciones de terceros, dejen de funcionar.

Sin duda, es el fin de una era.

Publicidad

26 Comentarios

  1. A MI NO ME FUNCIONA, YA AVISARON QUE LO RETIRABAN ASI QUE A QUIENES OS FUNCIONA SOLO OS DIGO QUE EN NADA TAMPOCO LO TENDREIS

  2. Todavía es posible utilizarlo, pero a lo largo de estos días nos llegará un mensaje de advertencia que nos instará a utilizar Skype, desinstalando Messenger en el proceso.

  3. ..so Sorry!.,,
    C´est Finí..Finí..Finí..Finí….pppííííííííííi´´iíí´´´ppppppp……ppppiii..pppiiiiiiippppp!iiiii…iiiiiiiiiiiiiii…iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

  4. HASTA LE FECHA SIGUE FUNCIONANDO, PERO TAMBIEN COMO OTROS USUARIOS INFORMAN, RECIBO «LLAMADOS DE ATENCION» PARA LA NUEVA VERSION, QUE PARECE SER QUE SE DEBERA INSTALAR EN FORMA INDECLINABLE. ESPEROS, QUE ESTO NO TRAIGA UNA MAYOR/MEJOR PC, LO CUAL SERIA EN ALGUNOS CASOS QUIZAS IMPOSIBLE PARA ALGUNOS USUARIOS, AYQ UE TAN SOLO EN USO DE LA LLAMADA BANDA ANCHA, YA ES CARA.

  5. No hay Skype que valga. Messenger fué mi primera emoción al ver a seres queridos lejanos, cuando todavía parecía mágico.Fué una etapa, fué el mejor. Sólo me queda agradecer todos estos años de amistad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.