Los ingresos de Spotify se sustentan fundamentalmente por las suscripciones a su modalidad Premium más que por la publicidad de su versión gratuita. Este es el principal motivo por el que recientemente la compañía ha decidido erradicar cualquier rastro de clientes alternativos que de forma ilícita ofrecían funcionalidades de la versión de pago o incluso algunas más que turbias como la descarga local de canciones. Sin ir más lejos, en Uptodown hemos recibido un DMCA para que eliminemos algunas de estas versiones.

Sitios como XDA Developers o Github han tenido que retirar clientes alternativos como Spotify Dogfood. En nuestro caso, hemos tenido que retirar una versión modificada del cliente que permitía utilizar la interfaz del cliente para tablets en cualquier smartphone. Eso sí, en el lado del usuario también hay cosas que mencionar, ya que aquellos que estén utilizando sus cuentas en clientes alternativos habrán recibido un mail de advertencia instándoles a que eliminen la aplicación e instalen el oficial.

Mención especial para la advertencia final: Si seguimos usando de forma reiterada estos clientes podrían acabar clausurándonos definitivamente nuestra cuenta de Spotify. Lo que sí podemos seguir usando sin problema son las aplicaciones que hacen uso de la API de forma externa como SpotOn, que permite utilizar nuestros playlists a modo de despertador. Igualmente, existen otras formas igualmente legales de consumir el catálogo de Spotify como la app oficial Stations, centrada en la escucha de radios temáticas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here