Facebook tiene un problema, sus usuarios tienden cada vez más a acceder a la red social a través de los teléfonos móviles, y por otra parte la compañía está próxima a salir a cotizar en la bolsa de valores.

¿Se preguntarán cuál es el conflicto? Pues que la publicidad en la plataforma móvil de la red social más importante del planeta no es ni de cerca un mecanismo para generar ingresos tan rentable como lo es su sitio web tradicional, y esto está generando una sombra de duda sobre la rentabilidad de Facebook a largo plazo.

Facebook se vuelca a las aplicaciones móviles

La red social de Mark Zuckerberg está dispuesta a redirigir sus esfuerzos para mejor de cara al mundo de las aplicaciones móviles, su idea es ofrecer mejores y nuevos servicios a los usuarios que acceden a la red social desde sus dispositivos móviles. Esta nueva estrategia tiene su fundamento en que cerca de la mitad de los 900 millones de usuarios que posee Facebook acceden a la red social desde sus smartphones, y en promedio, estos usuarios pasan más tiempo conectados desde sus teléfonos que las personas que se conectan al tradicional sitio web desde un ordenador.

Antes los usuarios sólo accedían a Facebook desde su smartphones para ver algún comentario o alguna actualización específica, pero con equipos móviles cada vez más potentes la navegación por la red desde el móvil se ha vuelto mucho más cómoda y, por lo tanto, más popular.

Dudas sobre la rentabilidad de Facebook a largo plazoAsí planteadas las cosas, lo que se ha anunciado desde la compañía de Palo Alto, California, es un rediseñado de la versión de Facebook para cliente móvil, rediseño en el que se le dará mucha más importancia a lo visual. Básicamente, lo que se hará es aumentar el tamaño de las imágenes, algo muy razonable dado que las fotografías es uno de los contenidos que más interesan a los usuarios de la red social.

Hasta allí todo marcha sobre ruedas, el problema está dado en que la versión móvil de Facebook no logra los mismo ingresos que la versión tradicional, a la que se accede desde un ordenador de escritorio, simplemente porque en las pantallas más pequeñas y con conexiones más lentas de los smartphones no hay demasiado lugar para la publicidad.

Hoy el grueso de las ganancias que produce la red social de Mark Zuckerberg proviene de su web tradicional. Sin embargo, se está produciendo un cambio de paradigma, millones de usuarios se están volcando cada día más en acceder a Facebook desde el móvil, y como dijimos, esta plataforma móvil no ha demostrado de forma convincente que sea efectiva para generar ingresos.

Por otra parte, en breve Facebook saldrá a cotizar en la bolsa de valores. Atentos a todas estas variables, algunos de lo que estaban ya a punto de comprar acciones de la compañía y veían en ella una fabulosa máquina de generar ingresos, comienzan a replantearse si esta realmente sería una inversión segura.

Parece que el joven Zuckerberg tiene un problemilla en puerta. Veremos cómo lo resuelve.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.